Industria turística

Un 'dólar turismo' también para extranjeros, el reclamo de hoteles y agencias de viajes

El sector le pide al Gobierno que unifique el tipo de cambio para las operaciones relacionadas al turismo extranjero, teniendo en cuenta el descalce que generan los distintos tipos de dólares. Cómo y por qué les perjudica la brecha con el blue y el CCL

Agencias de viajes y hoteles le piden al Gobierno que unifique el dólar con el que realizan operaciones vinculadas al turismo receptivo, en línea con el reclamo que varias industrias plantearon para obtener un tipo de cambio más competitivo en su balanza comercial.

El reclamo del sector se profundizó en las últimas semanas, a raíz de la ampliación de la brecha cambiaria superior al 130% y la mayor cantidad de extranjeros que eligen pasar sus vacaciones en la Argentina, tentados por los atractivos precios que consiguen en estadías y consumos diarios, debido a la devaluación de la moneda local. 

Mundial de Qatar 2022: pese a la suba del dólar, Aerolíneas Argentinas ya vendió un 50% de sus vuelos y planea sumar más

Despegar apuesta a los alquileres temporarios para competir con Airbnb y Booking

Lo que ocurre es un descalce entre el tipo de cambio a través del cual los prestadores perciben ingresos del exterior y el que se les aplica para pagar gastos en el extranjero. Más precisamente, este desequilibrio entre importaciones y exportaciones afecta a los grandes grupos hoteleros y operadores con una oferta premium que tienen como público objetivo al turismo extranjero.

El pedido cobró aún más relevancia, teniendo en cuenta que el actual contexto de cepo, donde se busca potenciar la llegada de turistas del exterior. En el sector, destacan la predisposición de las autoridades oficiales para atender el reclamo y aseguran que las negociaciones avanzan, pero todavía no hubo una definición al respecto.

Por qué los operadores piden un dólar diferenciado

Varias situaciones grafican la compleja situación que viven hoy los operadores. El mayor inconveniente se presenta con las ventas que se cierran mediante un intermediario del exterior que comercializa el servicio a los turistas extranjeros. Por ejemplo, una agencia de viaje europea que no tiene una S.A. en la Argentina y le vende a un usuario de su país de origen el hospedaje en un hotel argentino. 

Lo que ocurre es un descalce entre el tipo de cambio a través del cual los prestadores perciben ingresos del exterior y el que se les aplica para pagar gastos en el extranjero.

En ese caso, el complejo hotelero cobra la estadía al dólar oficial, que hoy cotizó a $ 140,98. En cambio, cuando se trata de girarle comisiones a la agencia, el hotel argentino tiene que abonar el servicio al contado con liquidación (CCL), a $ 286,28.

Lo mismo ocurre si el establecimiento forma parte de una red global de membresía o clubes de fidelidad de huéspedes, a quienes se les abona una cuota al dólar con tarjeta, a $ 246,72. Similar es el caso de las cadenas que utilizan los servicios de proveedores extranjeros para sus sistemas operativos de gestión o plataformas de reservas. "Para el mercado cambiario, se considera una importación", le explicó a El Cronista una fuente de la industria.

Por la alta demanda en vacaciones de invierno, algunos duplicaron su tarifa en dólares.

"Ante esta problemática, muchas empresas están evaluando formas de aumentar su rentabilidad, por ejemplo, con el giro del dinero a través de países vecinos como Uruguay o la suba de las tarifas hoteleras", reconoció un alto ejecutivo de una compañía.

En ese sentido, hoteles que recibieron un importante caudal de visitantes del exterior en los últimos meses optaron por fijar precios preferenciales para extranjeros, que en algunos casos superan hasta en un 50% a los aranceles establecidos para argentinos. De igual modo, por la alta demanda en vacaciones de invierno, algunos duplicaron su tarifa en dólares, pasando de u$s 150 a u$s 300 la noche.

Los turistas cambian al blue sus dólares y sacan una diferencia, que no se traduce en un beneficio para el hotel ni para las arcas del Estado

"Es una forma de compensar la caída de rentabilidad que genera la conversión al cambio oficial. Ahora, se evidencia aún más la preferencia por el pago en cash. Los turistas cambian al blue sus dólares y sacan una diferencia, que no se traduce en un beneficio para el hotel ni para las arcas del Estado", advirtió un conocedor del sector.

En ese sentido, la industria reconoce el esfuerzo del Gobierno por ofrecer in tipo de cambio diferenciado para el turista extranjero -medida que busca que los turistas extranjeros vendan hasta u$s 5000 al tipo de cambio financiero en entidades autorizadas-, con el objetivo de que los dólares ingresen al Banco Central para fortalecer las reservas; pero remarcan que no alcanza.

"Solicitamos que se implemente una herramienta más competitiva para un sector que es un importante generador de divisas. Necesitamos que se establezca una situación cambiaria acorde", concluyeron.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día