DIVERSIFICAR LA OFERTA CON VARIEDADES POCO CONOCIDAS

Trapiche sale de Mendoza y abre una bodega en la Costa Atlántica para vinos premium

La tradicional firma inauguró su viñedo y bodega Mar & Pampa, en Chapadmalal, con la que se lanza a producir vinos blancos y espumantes en una región alternativa

La tradicional bodega Trapiche se salió del hábitat casi natural de la producción vitivinícola, en regiones de altura y con escaso régimen de lluvias, para lanzar su nueva línea de vinos de alta gama.

La empresa, que tiene más de 130 años de historia, acaba de inaugurar la bodega, rodeada por 10 hectáreas de viñedos que, en dos años, se convertirán en 40 según lo proyectado, según contó a El Cronista el gerente Comercial de Trapiche, Juan Manzioni.

Al momento, la inversión de Trapiche para el viñedo, la bodega y el centro de visitas que abrirán desde la última semana de diciembre, es de u$s 1,5 millones. Se trata del primer pie que pone la firma fuera de la provincia de Mendoza.

Con Mar & Pampa "sumamos diversidad e innovación", aseguró Manzioni, quien agregó que "el negocio del vino es dinámico y los consumidores no se casan con un vino o con una marca. Este producto significa girar al mirada de la altura y la montaña con productos mas livianos, frutados y con otra acidez", agregó.

A diferencia de los vinos de montaña, los viñedos de Mar & Pampa crecen bajo un clima húmedo y más frío, ideal para variedades de ciclo corto que no necesitan riego para su crecimiento. Las temperaturas máximas moderadas y las noches frescas dan como resultado vinos más delicados, de gran complejidad aromática y buen volumen, indicaron desde Trapiche. Además, el nuevo viñedo presenta la particularidad de poder ofrecer algunas cepas poco conocidas en el país.

Las variedades, producidas a unos 20 kilómetros de Mar del Plata y a una distancia de solo tres kilómetros del mar, incluyen Sauvignon Blanc, Riesling, Gewürztraminer, Pinot Noir y Chardonnay, y los espumantes elaborados en las instalaciones de Mar & Pampa ofrecen sus versiones Extra Brut y Brut Rosé. Los precios de los vinos en la bodega alcanzan los $ 120, y los $ 150 para los espumantes.

Por estas características, los nuevos vinos estarán disponibles, en la Costa, en la bodega, restaurantes y en alguna vinoteca boutique y en Buenos Aires en restaurantes, hoteles cinco estrellas y algunas vinotecas.

De esta forma, Trapiche apuesta al segmento de alta gama, justamente, el que mejor desempeño tiene en los últimos años.

Según Manzioni, los vinos por encima de los $ 60 crecieron en ventas en el mercado. El alza mínima se dio en el orden del 7% en volumen, otras líneas más altas crecieron 25% mientras que las ventas de los espumantes se dispararon 40% en el año para la bodega. Mientras tanto, el segmento de $ 40 por botella se mantuvo en línea con las ventas del año pasado.

De todas formas, al tratarse de un proyecto iniciado hace cinco años que da ahora sus primeros frutos, Manzioni explicó que la coyuntura no inspiró la decisión de volcarse a vinos de alta gama. "Trabajamos siempre pensando en el futuro. El contexto influye, pero no dejamos de hacer algo por el ahora", expresó.

La inauguración sin embargo, es oportuna y coincidirá con las vacaciones de verano, que atraen a millones de turistas a la Costa Atlántica.

El centro de visitas, que en esta primera etapa y hasta Semana Santa, abrirá de 10 a 19 y de lunes a lunes, dentro de lo que consideran la temporada alta. Ofrecerá un tour con inscripción previa, conformado por grupo de unas 20 personas, que terminará con la cata de tres variedades de vino y tendrá un centro de compras donde poder adquirirlos.

Tags relacionados
Noticias del día