Por el cambio de Gobierno, muchos ejecutivos posponen las vacaciones y alquilan en el conurbano

Buscan viviendas en barrios cerrados, countries y chacras. El número de alquileres ya cerrados para el verano es un 60% mayor que hace un año. Cuánto dinero se está pidiendo.

La reserva de alquileres de propiedades en barrios cerrados, countries y chacras de distintas zonas del conurbano para el período comprendido entre fines de año y enero de 2016 creció en los primeros días de octubre un 60 por ciento respecto al mismo período del año anterior.

Según un informe de Izrastzoff Agentes Inmobiliarios, las reservas preferidas se ubican en la Zona Norte, las chacras, barrios privados y countries, en comparación con las casonas de Vicente Lopez, Olivos y Lomas de San Isidro, que mantienen su demanda tradicional para la época del año.

Según el informe, la seguridad y el acceso fácil a la Capital, dos variables clave para seducir a los inquilinos.

En Izrastzoff revelan que hace unos tres años se registra una mayor demanda de alquileres cerca de la Capital para el mes de enero.

Pero este año es particular por el cambio de Gobierno. La idea de posponer las vacaciones para otro momento del año y permanecer en temporada alta cerca del puesto de trabajo parece ser la razón principal para pagar en Buenos Aires los mismos valores que se consiguen por alquilar una casa en un destino exclusivo de vacaciones en la Argentina.

Según Izrastzoff Agentes Inmobiliarios el aumento del valor de un alquiler en estas locaciones este año no supera el 25% respecto de 2014.

En barrios cerrados y countries las casas bien equipadas promedian los $50.000 y $70.000 para el mes de enero. En barrios abiertos, en cambio, como San Isidro o Vicente López se pueden encontrar por entre $25.000 y $35.000.

“Las consultas comenzaron a llegar a fines de agosto y las reservas comienzan a tomarse ahora. Seguramente en mediados de noviembre podamos confirmar que estamos en la mejor temporada de los últimos cuatro años. Alquilar una casa en el conurbano se decide un tiempo antes que hacerlo en un destino de playa porque el cliente es más exigente con las características de la vivienda y se negocian bien cada una de las condiciones”, explicó Marusia Izrastzoff.

¿Cuáles son las exigencias más comunes de los inquilinos?

Entre las reservas que se concretan se observan algunas demandas de los inquilinos que se repiten, por ejemplo, la idea de ocupar las viviendas unos días antes y pasar al menos una de las fiestas de fin de año.

Otras señal de que los inquilinos se instalarán en estas viviendas para continuar su trabajo es la preferencia por casas hiperconectadas a Internet en la mayoría de los ambientes de la casa.

Luego se suman pedidos por tener las “piletas cercadas”, lo que señala que se espera recibir a toda la familia para que en algún momento acompañe esta idea de pasar unas vacaciones bien urbanas.

“Las zonas más buscadas hasta el momento se encuentran en Zona Norte, hasta el kilómetro 70 de la Panamericana. Más allá de las ciudades de Pilar y Escobar, el interés disminuye. No sólo estamos recibiendo demanda sino que también crece la oferta de los dueños de estas casas que en muchos casos pueden costear  sus vacaciones enteras gracias al alto ingreso que le genera el alquiler de sus viviendas”, completó Marusia Izrastzoff.

Tags relacionados