Mientras Brasil devalúa, en la Costa suben 25% los alquileres para el verano

Las inmobiliarias de la Costa atlántica ajustaron las tarifas para el verano de 2016 esperando que el vecino país frene el ritmo devaluatorio que ya lleva un 40% en dólares. En este contexto, alquilar en Mar del Plata 15 días en enero un departamento de dos ambientes costará $ 9000 mientras que en Florianópolis llega a $ 14.000 y en Punta del Este a $ 11.000

Mar del Plata es la ciudad balnearia por excelencia de la Argentina. Desde sus comienzos La Feliz fue el ícono de la temporada de verano, de las vacaciones, la playa y la arena. Y también fue y es la que impone la franja de valores de los alquileres.


Tanto es así que, como viene sucediendo desde hace varios años, el Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de Mar del Plata, junto con el Emtur y autoridades de turismo del partido de General Alvarado ya lanzaron los valores de alquileres para la temporada 2015/2016 para la ciudad; Mar Chiquita; General Alvarado y Balcarce. Propusieron un incremento no menor al 25% con respecto al año anterior. En una conferencia de prensa llevada a cabo ayer en la sede del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos, su titular Miguel Ángel Donsini, manifestó que "los valores recomendados para esta temporada en departamentos y viviendas tendrán un aumento del 25%" y agregó que "para diciembre y marzo se cobrará la quincena un 50% menos, y para febrero un 30% menos que en enero".


Acto seguido, el martillero explicó que los valores orientativos "por quincena en enero rondarán para un ambiente entre los $ 6.000 y $ 8.000; para dos ambientes de $ 7000 a $ 9000; de tres ambientes entre $ 12.000 y $ 14.000, mientras que los chalets rondarán entre los $ 18.000 y $ 24.000 según la zona y confort". Es así que con estas cifras, la posta la tomó Mar del Plata pero en todos los balnearios de la Costa atlántica están aumentando los alquileres en los mismos porcentajes.


"Estamos entre un 25% y un 30% más caro que el año pasado dependiendo de la propiedad", explicaron a El Cronista en una inmobiliaria con operaciones en Buenos Aires, Pinamar y Cariló. Respecto al pulso para la temporada, desde la misma firma aseguraron que "aún está todo muy tranquilo, esperamos que se active un poco después de las elecciones". Pero aunque señalan a las elecciones presidenciales de octubre próximo como el momento en donde cambiaría la tranquilidad actual, lo que en realidad todos miran es el proceso devaluatorio de Brasil.


"Si el país vecino sigue devaluando nos va a quitar a muchos turistas que hoy están parados en dólares porque, la verdad, va a convenir irse para ahí", admiten en las inmobiliarias de la Costa. Es que hasta ahora Brasil ya devaluó más de 40% su moneda y entró en un ritmo que aún no se sabe cómo terminará. Y esto queda reflejado en los precios.


Un departamento para dos o tres personas en la Florianópolis, en la playa Ingleses, cotiza alrededor de $ 14.000 para la primera quincena de enero. Pero la suba de los valores en la costa argentina sumado a los beneficios que otorga el gobierno uruguayo puede hacer que hasta sea más barato veranear en Punta del Este.


Esquivando las fiestas de Año Nuevo y llegando al balneario esteño el 2 de enero se puede conseguir un departamento con estacionamiento en la zona de Gorlero durante la primer quincena de enero por $ 13.000 que, con la devolución de 10,5% del precio del arrendamiento siempre que se utilicen inmobiliarias y se pague con tarjeta que ofrece el gobierno uruguayo como incentivo queda en $11.650. Si a estos se le suma que los peajes se pueden pagar en pesos argentinos, que los hoteles no cobran IVA a los turistas los beneficios se incrementan.

Tags relacionados