SON SISTEMAS PARA ALMACENAR Y CALENTAR AGUA; CONSUMEN 50% A 80% MENOS

Longvie se une a firma israelí para traer equipos que ahorran energía

En un contexto de tarifas en alza, complementa su oferta de sistemas eficientes para calentar y almacenar agua. Ingresa al mercado de alto litraje

La empresa argentina Longvie, centrada en termotanques, calefones, estufas y lavarropas, acaba de cerrar un acuerdo con la empresa israelí Chromagen para complementar su oferta de productos eficientes en el uso de energía.

En un contexto donde las tarifas de gas aumentan a altas tasas y el costo de calentar agua o calefaccionar el hogar se vuelve cada vez más caro, con gran peso en la economía familiar, la empresa cerró un convenio con la filial española de Chromagen para sumar más soluciones de ahorro de energía para hogares y empresas.

Longvie importará tanques que almacenan 200 o más litros de agua y conservan su temperatura, con pérdida de apenas un grado al día. Esos equipos, conectados a un calefón sin piloto de la firma argentina y con una computadora y bomba, permiten ahorrar entre 45% y 50% de gas en uso sanitario usual de los hogares (para bañarse, lavar los platos), explicó Eduardo Zimmermann, director general de Longvie.

A ese kit estandar, a gas, se le puede sumar un segundo kit que incluye energía solar y permite ahorrar hasta un 80% de energía, en el caso de uso sanitario (utilización del agua). "Se le anexa placas planas (de dos por un metro), que captan la energía solar. Se colocan en techos de hogares y calientan el agua del tanque almacenador, para usar menos energía tradicional", explicó Zimmermann. La inversión, aclara, puede hacerse en etapas. Si bien aún no lo lanzaron al mercado, estiman que el kit estándar para un tanque de 200 litros costará de $ 55.000 y $ 60.000; si a ese kit se le incluye el solar, el costo es de $ 90.000.

"Además del uso sanitario, también se pueden utilizar para calefacción en circuito cerrado y para climatizar piletas, usando un tanque más grande. En este caso, el ahorro es muchísimo mayor", explicó el ejecutivo.

"Con el acuerdo completamos un circuito de propuesta integral a consumidores y a empresas. Hay consultas de empresas por tanques de 1500 litros, que usan agua para procesos industriales", explicó.

También la empresa comienza a ver una pequeña pero creciente demanda en nuevos edificios, que ya se construyen teniendo en cuenta la energía solar, como un "plus" para los compradores. "Algunos edificios nuevos se diseñan para poder colocar 20 a 30 placas planas en el último piso, con espacio para un tanque almacenador de 3000 a 5000 litros. Los departamentos se abastecen de ese tanque y en cada uno hay un pequeño termotanque como complemento, en caso de ser necesario", explicó.

La empresa fabrica en la Argentina termotanques a gas, eléctricos y calefones sin piloto (más eficientes que los que tienen piloto). Ya ofrecía algunas opciones solares, que son muy utilizadas en el mundo pero en la Argentina aún no son tan extendidas. A fines de 2016, lanzó un termotanque solar a través de un acuerdo con una empresa mendocina. Ahora, con Chromagen, ingresa al mercado de alto litraje, con opciones de 200 a 5000 litros,. Hasta ahora, vendía sus termotanques de hasta 150 litros.

La empresa dará, además, servicio de postventa a estos equipos, con su red de service oficiales.

Longvie, que en octubre cumple un siglo, pertenece a la familia Zimmermann. Tiene tres fábricas: en Villa Martelli (cocinas, hornos y anafes); en Paraná, Entre Ríos (termotanques a gas, eléctricos, calefones y estufas a gas); y en Catamarca (lavarropas Longvie y para la italiana Candy). En 2017, facturó $ 1270 millones y tiene 765 empleados.

Tags relacionados