POR SUBA DE PRECIOS Y BAJA DE RETENCIONES

La renta agrícola, con menor presión impositiva

Con el efecto de la sequía contabilizado, la participación de los impuestos sobre la renta agrícola se ubicó en un 64,1%. Bajó dos puntos si se lo compara con el índice de marzo del año pasado, que se ubicaba en 66,2%. De esta manera, cada $ 100 de renta que genera una hectárea agrícola promedio, $ 64,10 se lo llevan los distintos niveles de gobierno.

El indicador es calculado por la Fundación Argentina del Desarrollo Agropecuario (FADA), que agregó a la metodología los efectos del clima, que afectaron los rindes agropecuarios. Se estimó una caída del rinde promedio del 25%.

"La caída es producto de que hay un factor negativo que hace subir el índice, la sequía, y cuatro factores que lo hacen bajar: la suba de precios, el incremento del dólar, la menor participación de la soja en el área sembrada y la baja de los derechos de exportación", explicó David Miazzo, Economista Jefe de FADA.

En el caso de los precios, comparado a marzo de 2017, subieron tanto los internos como los internacionales para soja y maíz, pero sobre todo los precios locales: lo hicieron un 17% en el primer caso y un 14% para el maíz. El dólar, por su parte, en los últimos 12 meses se devaluó 31,5%, unos cinco puntos por encima de la inflación. Al ser la soja el único cultivo con derechos de exportación, y al caer su área sembrada, la participación del Estado bajó.

Además, en enero de este año comenzó a bajar un 0,5% por mes las retenciones,que pasaron del 35% en 2015, a 30% en 2016 y 2017, a 28,5% en marzo de este año. Diversificado por provincias, el índice general de Buenos Aires se ubicó en 64,9%, mientras que Córdoba llegó a 62,5%, Santa Fe a 66,5%, San Luis 55,7% y La Pampa 63,7%.

Tags relacionados
Noticias del día