Peligra la producción

Podrían faltar pañales, papel higiénico, madera, muebles y papel por falta de insumos

La mayor empresa forestal del país, Arauco Argentina, está en alerta por la inminente interrupción de su producción, causado por la falta de insumos, que se deriva de la dificultad para importar

Arauco Argentina, la empresa foresto industrial más grande del país, que da trabajo a más de 4000 personas en sus siete plantas de Argentina, interrumpió su producción a causa del faltante de insumos básicos que no tienen producción local.

Arauco (la ex Alto Paraná) desarrolla productos forestales renovables para la industria del papel, la construcción, el embalaje, la mueblería y la energía. Es por eso que la falta de insumos para la producción de estos productos podría llegar a ocasionar problemas de abastecimiento de artículos de primera necesidad y, además, poner en riesgo miles de puestos de trabajo de toda la cadena de valor.

El Aeropuerto de Ezeiza operará con energías renovables a partir de 2030

Quilmes invierte más de u$s 30 millones en un nuevo centro de distribución

Entre los productos que podrían faltar si continúa la imposibilidad para importar los insumos necesarios para su producción, se encuentran los artículos relacionados con la salud y la higiene personal como pañales, papel higiénico, y toallas absorbentes, así como también de la industria del embalaje, como madera, muebles y papel.

Según datos de la Cámara Argentina de la Industria de la Madera (Caima), los productores de tableros atraviesan una situación crítica que pone en riesgo al sector integrado por 2000 pymes, que genera 60.000 puestos de trabajo.

La Planta Industrial de Celulosa en Puerto Esperanza de Arauco, en la provincia de Misiones, tiene una capacidad de producción de 350.000 toneladas por año de pasta de celulosa Kraft y Fluff, y un consumo aproximado de madera de 1.900.000 toneladas por año. Es, además, una de las fábricas más antiguas del país, y desde la adquisición de Arauco, que se la compró al Citi en los años '90, realizan inversiones para avanzar hacia las mejores tecnologías disponibles, de manera de mitigar la contaminación ambiental y alcanzar una mayor productividad.

Hace menos de dos meses, en una entrevista, Pablo Ruival, CEO de Arauco Argentina, sostuvo que el mercado de cambio era la principal dificultad para acceder a los insumos importados y que, si bien habían podido acceder al mercado de cambio en lo que se refiere a inversiones, no tenían la fluidez que deseaban.

A su vez, en la misma entrevista, Ruival anunció una inversión de u$s 3000 millones para crear en 2028 una nueva planta en Mato Grosso do Sul, en Brasil. La nueva planta generará 12.000 empleos durante la construcción y 1.800 empleos permanentes cuando empiece a operar. El proyecto iniciaría sus obras en 2025, luego de que se establezca la aprobación de Licenciamiento Ambiental, la evaluación de oferta de madera y la confirmación de la inversión por parte del directorio de la empresa.

Cuando fue consultado por los principales inconvenientes que encuentra el sector forestal, Ruival se refirió principalmente a la seguridad jurídica y explicó: "Cuando uno invierte en una planta de celulosa, coloca aproximadamente u$s 2000 millones. Tres cuartos de la inversión son para la industria pesada. El cuarto restante es la tierra que se habilita para abastecer a un porcentaje importante de la planta. Uno no puede hundir dólares en una planta y después no tener asegurado el abastecimiento. Se podría trabajar en base a contratos, pero sabemos que Argentina tiene cierta inseguridad en su cumplimiento. En estas condiciones se hace difícil atraer capitales extranjeros, aunque nosotros seguimos apostando a la Argentina".

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios
  • MA

    Martin Aguerre

    Hace 1 hora

    Una aclaración respecto a la afirmación de que Arauco es propietaria de la ex Alto Paraná desde 1975: la planta de celulosa Alto Paraná, propiedad originalmente de un consorcio de empresas papeleras argentinas se inauguró en 1982 con una capacidad de producción de 250.000 toneladas de celulosa kraft. Debido a los problemas macroeconomicos de los 80 quebró y quedo en manos del City. Arauco la compró en 1996, amplio su capacidad de producción e incorporó la producción de celulosa fluff que no tenia el proyecto original.

    1
    0
    Responder