INVERSIÓN MILLONARIA

El laboratorio que fabrica el Alplax y el Reliverán ahora produce en Argentina medicamentos 'caros'

El laboratorio Gador invierte u$s 10,5 millones en una nueva planta en el país que le permitirá ingresar a un segmento en el que recurría a terceros. Comenzó a producir tratamientos de alta complejidad que cuestan la quinta parte que los importados.

Es el fabricante del Alplax y el Reliverán, dos medicamentos ultra conocidos en la Argentina. Comenzó a producir tratamientos de alta complejidad que cuestan la quinta parte que los importados y a construir una nueva planta, en la que invertirá más de u$s 10,5 millones, para un nuevo segmento. Gador es un laboratorio de capitales nacionales que a pesar de los sobrecostos que conlleva fabricar en el país sigue creciendo. 

La compañía, una empresa familiar dirigida por la tercera generación que elabora 2 billones de comprimidos al año, apuesta a exportar a más mercados, incluso europeos; según contó Alfredo Weber, director general de la compañía a El Cronista.

Un famoso hotel 5 estrellas de cadena internacional reabre después de dos años bajo otro nombre

Farmacity abre un local en un inesperado 'barrio popular'

La nueva planta -que estará terminada a fines del año próximo- es su gran proyecto actual. Requiere una inversión de más de u$s 10,5 millones para la construcción y compra de equipamientos de tecnología de punta enfocada a inyectables, para la que hoy recurren a terceros

Se financia con reinversión de utilidades y un préstamo del Ministerio de Desarrollo productivo. "Además, estamos buscando certificar la planta de hormonales por EMA (el regulador en Europa) para que el proceso productivo esté aprobado con estandares europeos", aportó.

Hoy la compañía cuenta con plantas productivas propias en Argentina y Uruguay: una de sólidos orales ubicada en la Ciudad de Buenos Aires; plantas de farmoquímica, hormonales y de activos de alta potencia ubicadas en su complejo industrial-científico de Pilar, Provincia de Buenos Aires; una instalación de líquidos, cremas y emulsiones ubicada en la provincia de Catamarca y una planta de acondicionamiento de sólidos orales en Montevideo.

Allí elabora más de 2 billones de comprimidos por año y cuenta con más de 800 registros activos de productos Gador en el mundo. Emplea a más de 1300 colaboradores en la región (1107 son empleados en la Argentina).

La compañía fue fundada en 1940 por el Dr. Nicolás Gador, quien con experiencia en el rubro distribuía productos que importaba de su país de origen: Hungría. Ocho años después se incorporaron Américo y Jorge Balla a la firma, dos doctores que posicionaron a la empresa como un laboratorio industrial y cuyos descendientes aún forman parte del directorio, en su tercera generación.

Como hace 82, relata Weber, la firma está comprometida con el acceso masivo a medicamentos de excelencia. Con ese propósito, el ejecutivo se enorgullece al hablar del nuevo medicamento para la fibrosis quística que fabrican. 

El laboratorio que lo produce en el exterior decidió no venir a la Argentina. El medicamento cuesta cerca de u$s 300.000 por año y la familia que lo necesita tiene que traerlo por un mecanismo de 'uso compasivo' de la Anmat que es un trámite muy engorroso. No se consigue materia prima y Gador decidió elaborarla en su planta de farmoquímica. Hoy ese mismo medicamento pero de producción nacional cuesta la quinta parte.

Transformación y visión a largo plazo la clave de los líderes para crecer en la Argentina

Para Weber, esto también "determina un aporte a bajar el déficit fiscal porque también tramitan una orden de compra del propio ministerio de Salud para pacientes que no puede acceder a través de una obra social, sin necesidad de dólares", dijo. 

En cuanto a las ventas, Weber contó que si bien los volúmenes se recuperaron desde la pandemia, la facturación no necesariamente se movió al mismo ritmo. "Un 35% de las ventas son a pacientes PAMI, con precios sustancialmente inferiores a los del mercado. También financiamos a muchos meses a los pagadores, lo que en épocas de inflación también tiene su impacto. En general, los precios van retrasados frente a la inflación", dijo.

Alfedro Weber Director General de Gador

El ejecutivo explica que los medicamentos aumentan a razón de 3% y con dos meses de retraso, muy por debajo de la inflación. Hasta septiembre, que son los últimos datos para comparar, el IPC acumuló un aumento en el año cercano al 66%. "Nuestros precios en ese período, subieron 61,8%. Con lo cual venimos más que acompañando al Gobierno con los requerimientos de precios", señaló.

Si bien el sector no tiene problemas para importar insumos, las complejidades del sistema actual generan una estructura necesaria para atender las necesidades de compras que termina también teniendo un costo implícito.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.