Emprendedores

Dejó "el peor trabajo del mundo", armó su emprendimiento y con u$s 16.000 ya exporta a los Estados Unidos

Abandonó su carrera por buscar nuevos desafíos y creó su propio negocio en un rubro completamente distinto al de las leyes. Cómo lo hizo

Lía Protto trabajaba como abogada en tareas vinculadas a seguros y ART. Pero eso no le generaba ningún desafío, por lo que decidió estudiar diseño en la Escuela Argentina de Moda y lanzarse al mundo emprendedor. Actualmente es dueña de Tentroya, una marca de billeteras y carteras que no sólo se comercializa en la Argentina, sino que también se exporta a los Estados Unidos.

"Era el peor trabajo del mundo, me aburría al extremo", reconoce la emprendedora sobre su anterior trabajo como abogada. Sin embargo, no fue hasta dos años después que, una vez finalizado el curso de diseño de indumentaria, dejó su trabajo y decidió construir su negocio de manera independiente.

En la Argentina hay mayoría de emprendedoras mujeres: ¿oportunidad o necesidad?

Esta empresa vende un producto 100% importado y pese al cepo abre nuevos locales: cómo lo hace

En 2007, el proyecto tomó forma y surgió Tentroya, un emprendimiento de camperas de cuero. No obstante, esta sería la primera temporada de un emprendimiento que atravesó por varias transformaciones en el camino.

Algunos de los productos de Tentroya

"Entre 2008 y 2009 hubo mucho turismo en Buenos Aires, entonces aproveché los restaurantes de mi familia para promocionar mi producto y con eso obtener más visitas en el showroom. Pero por supuesto eso no pasó", cuenta Protto que a su vez es encargada de marketing y comunicación en Villegas y Estilo Campo, los dos restaurantes de su familia en el barrio de Puerto Madero.

Y es que en ese momento el comercio online recién estaba dando sus primeros pasos y los showrooms no eran moneda corriente en el mercado comercial argentino. Aunque hoy en día no se sabe cuántos showrooms hay en el país, ni donde están ubicados, la certeza es que es un fenómeno que cobra cada vez más fuerza y popularidad entre los consumidores.

Si bien esta modalidad se inició hace más de cinco años, se fortaleció con el uso de las redes sociales como medio de venta. Protto, por su parte, reconoce que era su página de Facebook el medio principal a través del cual exponía sus productos y pautaba citas en su showroom.

Lía Protto, fundadora de Tentroya

"El principal problema fue que la gente que me compraba, que eran familiares, amigos y conocidos, me decían que las camperas eran un producto muy caro, por lo que me recomendaron empezar a hacer un producto más chico, y, por ende, más accesible", recuerda Protto.

A partir de ese momento, Tentroya se reconvirtió y cambió su rubro: dejó de vender camperas de cuero y comenzó a producir billeteras y carteras. En diciembre de 2015, en el barrio porteño de Recoleta, Protto abrió su primer local a la calle, en el que, durante los primeros meses, las ventas eran de entre 30 y 35 unidades por mes.

Un año después, en diciembre de 2016, Tentroya tendría su segundo local. Esta vez, era una góndola en Galerías Pacífico, aunque, según Protto, se trató de una mala experiencia: "Era muy difícil que la gente entrara en la góndola, que se probara la cartera, que la tocara. Había muchas limitaciones ya que el espacio para exhibir el producto era insuficiente y definitivamente no fue una buena idea". Para 2018, la góndola se transformó en un local que vendía aproximadamente 70 unidades por mes, pero que cerró dos años después a causa de la pandemia generada por el Coronavirus.

Hoy en día, la modalidad de Tentroya es únicamente online y lleva vendidos hasta octubre un total de 950 unidades. Si bien hay de todos los modelos y tamaños, las carteras comienzan en los $ 33.600 y van hasta los $ 48.800. En el caso de las billeteras, los precios comienzan en los $ 12.000 y van hasta los $16.000.

Cómo exportar siendo un emprendimiento

"Siempre quise exportar a Estados Unidos. Y para eso, tenía que empezar con un mercado chico y cercano. Por eso, en noviembre de 2017, participé de la feria BazarEd, en Chile, y fue en ese momento que comenzamos con las exportaciones", cuenta Protto.

A su vez, explicó que esta experiencia fue la que le brindó el aprendizaje necesario para poder armar un plan de exportación a los Estados Unidos con todas las herramientas necesarias. En 2021, con una inversión de u$s 16.000, Tentroya llegó a América del Norte.

"Una vez que llegamos a los Estados Unidos, armamos nuestra propia tienda online, seleccionamos los productos y los exportamos", explica. Además, reconoce que actualmente siguen vendiendo de manera online en un mercado que "aún no está desarrollado al máximo, pero que está empezando a funcionar''.

Desafío para emprendedores

Según Alegra.com, la plataforma de gestión y facturación electrónica para Mipymes, en la Argentina hay aproximadamente 1,6 millón de emprendimientos. Estos, se abocan principalmente al comercio minorista, la gastronomía e indumentaria, aunque el rubro de tecnología se encuentra cada vez más presente.

En el caso de Tentroya, Lia Protto explica: "Como todo emprendedor argentino, tengo millones de problemas, pero el principal es el cepo a las importaciones, porque como me perjudica, me beneficia".

Por un lado, reconoce que "es difícil, o casi imposible conseguir ciertos insumos necesarios para producir, como los herrajes, los mosquetones o las medialunas". A su vez, explica que no son materiales que se fabriquen en el país, o no tienen la calidad necesaria.

"Entonces, no puedo importar, pero tampoco puedo conseguir los materiales en Argentina. No hay un plan que apoye a los emprendedores, de hecho, esto significa un freno para nosotros", sostiene. Asimismo, expone que, frente a esa situación, la mayoría de los emprendedores "trata de hacer lo que puede con lo que consigue".

Por otro lado, Protto explica que en algún punto el cepo también la beneficia. "Todos esos productos que no entran desde el exterior, los tenemos que producir acá. Y eso, si bien no es óptimo, nos permite tener menos competencia y más trabajo. Con esta dificultad para importar, los fabricantes nacionales tenemos mucho más trabajo".

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • DI

    Daniela Iparraguirre

    Hace 10 segundos

    Con 5 millones cualquiera hace un negocio, cuál es la anécdota???? No tienen noticias???

    0
    0
    Responder