VENDER EQUIPOS PARA AFICIONADOS Y PROFESIONALES

En la era de los smartphones, Canon relanza sus cámaras para dar pelea a la foto digital

Mientras los celulares ofrecen la posibilidad de sacar fotos cada vez más nítidas, la firma japonesa busca mantener su negocio con productos fáciles de usar y de mejor calidad

La compañía japonesa Canon intenta sobrevivir a la era de la fotografía digital y busca demostrar que las cámaras de los smartphones no han puesto en riesgo su negocio. Por lo menos, eso fue lo que intentó hacer la empresa ayer con la presentación de siete nuevas cámaras híbridas y compactas PowerShot e IXUS, durante la CES 2015, uno de los eventos de tecnología más importantes del mundo que se lleva a cabo todos los años.

El catálogo que ayer presentó la firma se suma un amplio portafolio de productos que lanzando durante los primeros meses de este año y que van desde cámaras compactas más sencillas hasta las profesionales más completas.

Durante el evento, lanzó un catálogo orientado a renovar la gama de cámaras para el público más aficionado a la fotografía y que busca un modelo fácil de transportar y también una buena calidad de imagen, según se describe en una nota publicada ayer por el diario español Expansión.

En la era de las cámaras digitales que los fabricantes de móviles cada vez modernizan más, Canon presentó equipos que pretenden llegar a aficionados que gustan de fotografiar imágenes de alguna escapada o viaje tanto de negocios como de placer.

Asimismo, las cámaras poseen una amplia longitud focal que permitirá al usuario decidir cuanta ampliación de la escena prefiere obtener, pudiendo así obtener con gran definición motivos que se encuentren en la lejanía. Son cámaras de la gama Powershot, que poseen características bastante similares, como el sensor CMOS retroiluminado 1/2,3, aunque destacan los 20 megapíxeles de la SX610 y la SX710, que permiten realizar grandes recortes sobre la imagen y hasta configurar un nuevo tipo de plano.

También ofrecen, según Expansión, gran longitud focal abarcada por la cámara híbrida SX530 HS, siendo de 4,3 215,0 mm (equivalente en película de 35 mm: 24 1.200 mm) y con apertura f/3,4 f/6,5. Esto permite configurar planos que abarcan desde una toma angular hasta la que se podría tomar con un teleobjetivo.
Canon también lanzó un nuevo producto denominado Connect Station, dispositivo pretende guardar las fotos en una memoria para el almacenamiento.

Pero mas allá de estos lanzamientos, la compañía japonesa también viene demostrando que realiza una mayor integración entre sus cámaras y otros dispositivos como smartphones o tabletas. De esta forma, y desde hace ya dos años, casi todas sus nuevas cámaras cuentan ya con conexión wifi y se pueden emparejar directamente a un teléfono o tableta para traspasar las fotos. Además, se puede ver la imagen y controlar la cámara desde un smartphone para tomar autorretratos o imágenes de otras formas menos convencionales. Como ejemplo se puede ubicar la cámara en un lugar de difícil acceso o montarla en un dron y hacer la foto desde un teléfono o tablet.

Tags relacionados
Noticias del día