El cepo cambiario dejó a la Argentina sin el recital de Paul McCartney

El show estaba a punto de ser anunciado y se iba a realizar en noviembre próximo, pero las complicaciones para enviar divisas al exterior provocaron la caída de las negociaciones. Las restricciones también generan dudas respecto de la llegada de The Rolling Stones, prevista para febrero de 2015

El corralito cambiario se cobró su primera gran víctima de peso en el negocio de los recitales.
Paul McCartney tenía prácticamente todo cerrado con una productora argentina para presentarse en la segunda semana de noviembre en el estadio de River, pero la compleja política cambiaria local provocó que todo volviera a quedar en la nada, luego de que en los últimos dos años también se diera marcha atrás con los conciertos del ex Beatle.

Según confiaron a El Cronista fuentes del mercado, las conversaciones con el artista se habían iniciado hace no más de tres meses y los shows estaban a punto de ser anunciados, aunque en los últimos días las complicaciones para enviar dinero al exterior terminaron con las ilusiones de los fanáticos."La política cambiaria ya no nos sorprende pero, así y todo, hay muchas situaciones en las que el negocio se complica. Hay demasiada incertidumbre sobre el monto de divisas que se puede enviar por día al exterior, y esto complica muchas negociaciones", afirmaron desde una de las productoras locales.

En este sentido, las tratativas con los artistas son muy particulares. Algunos pueden entender la problemática en cuanto al envío de divisas y optar por venir a la Argentina de todos modos, aunque otros prefieran no entrar en discusiones de este tipo, y tomar una postura contraria. "Más allá del tema del cachet, todo termina dependiendo de la predisponibilidad de los artistas. En este punto estamos en desventaja a la hora de negociar", dijo uno de los empresarios consultados.

El otro gran punto de conflicto es cuánto cobra cada músico. Mientras más abultado sea ese monto, mayores serán las complicaciones que las productoras de espectáculos tendrán para exteriorizar divisas. "Si el dinero no está un tiempo prudencial antes de que se realice el show, es imposible que se realice", explican en el mercado. En el caso de Paul McCartney en particular, esta ecuación no es simple.

Junto a otros como The Rolling Stones, U2, Madonna o Metallica, Maca se encuentra en el tope de los artistas que más cachet cobra por subirse a un escenario. Son u$s 4 millones por show, que en el caso del bajista se habrían transformado en un mínimo u$s 8 millones, ya que la idea central era realizar dos presentaciones, a lo que luego se le podría haber sumado alguna provincia del interior.

Desde ya, hablar de un pago en pesos representa poco menos que una locura. La cercanía de su visita era tal, que incluso ya se había comenzado a hablar de la posibilidad de repetir la experiencia de 2010, cuando realizó su último show en la Argentina, cuando se cobraron u$s 1000 por entonces $ 6000 para ver la prueba de sonido y luego el recital. Ahora, se esperarán algunos meses y se retomarás las negociaciones para el primer semestre de 2015.

En medio de todo esto también quedan The Rolling Stones. La problemática respecto de estos shows es la misma, con la gran diferencia de que podrían ser en febrero cinco presentaciones en River, es decir u$s 20 millones a enviar al exterior. El Cronista pudo saber que las negociaciones en torno de Sus Majestades Satánicas siguen vivas, aunque no muestran el nivel de avances que se esperaría, por lo que no se puede evitar poner un signo de interrogación al respecto.

Tags relacionados
Noticias del día