PASAR DE 20.000 A 41.000 AERONAVES Y ALCANZAR U$S 6,1 BILLONES EN EL MUNDO

Con más aviones y pasajeros, el mercado aerocomercial se duplicará en dos décadas

La aeronavegación pasa por un buen momento en el mundo. Más pasajeros, aviones más chicos, menos consumo de combustible, más asientos y conectividad son las tendencias

En menos de dos décadas, el número de aviones que surcan los cielos se duplicará. Y de un parque de 20.000 aeronaves que se dedican actualmente a la aviación comercial (de los cuales Boeing lidera el mercado con 12.500 unidades), se pasará a una demanda de 41.900 para 2036 y alcanzarán una cifra de negocios de u$s 6,1 billones (millones de millones), según proyecciones de la firma norteamericana.

Siete de cada diez nuevos aviones serán de tamaño mediano o "pasillo único", aptos para vuelos regionales (y de cabotaje en el caso de países extensos como la Argentina).

En un sector altamente competitivo, la innovación es clave para mantenerse a la altura, y las tendencias van hacia: la reducción del consumo de combustible, el ruido y las emisiones de gases de invernadero, mayor autonomía, y mejora de la experiencia de vuelo por más espacio para asientos y comodidad de los pasajeros, posibilidad de subir a bordo equipajes más grandes (dado que al mismo tiempo las aerolíneas comienzan a cobrar por cada valija despachada). Las butacas serán más delgadas y reclinables, y en algún momento desaparecerán las pantallas. Pero habrá más enchufes, dado que cada vez más, los pasajeros prefieren trabajar y entretenerse usando sus propios dispositivos.

Esto "impulsará el desarrollo de más y mejor conectividad a bordo, que pasará a ser de tipo satelital", comentó el ingeniero argentino Julio Navarro, uno de los directores del equipo de Investigación y Desarrollo Tecnológico de Boeing.

Navarro, de origen Cordobés, es creador de los módulos de antenas satelitales que se utilizan en la nueva generación de aviones, invento por el que fue galardonado en 2017 con el premio STEM (que anualmente distingue a los mejores científicos, ingenieros, tecnólogos y matemáticos en Estados Unidos).

El modelo de avión 737 Max de la compañía, lanzado en 2015, es un exponente de estas innovaciones. "Gracias a su motor más eficiente, sus materiales más livianos y a detalles como la doble puntera de ala (winglet), que ofrece menor resistencia y mayor aerodinamia, esta aeronave consume 20% menos de combustible. Además, reduce en un 40% las emisiones de gases de invernadero a la atmósfera, y un 12% los costos operativos", detalló Steve Johnson, director de Marketing de Producto en Boeing.

Estas aeronaves están preparadas para el uso de biocombustibles, y aunque aún no se puedan propulsar a energía solar, sí es posible utilizar paneles fotovoltaicos para abastecer la iluminación y refrigeración dentro de la cabina.

Hasta el momento, la compañía lleva fabricados 4.500 de estos aviones para 97 compañías aéreas, de los cuales ocho fueron comprados por Aerolíneas Argentinas para renovar su flota de vuelos regionales hacia el Caribe y las capitales sudamericanas. Siete ya están en operación, y el último está en un hangar de pintura, casi listo para incorporarse en los próximos días.

Tags relacionados
Noticias del día