Palabra de CEO

BMW trae nuevos modelos a Argentina y espera menor impacto de impuestos en el precio de los autos

La CEO de BMW Argentina, Ivana Dip, prevé cerrar este año mejor que el anterior en ventas. "No pedimos exenciones pero sí sería positivo lograr una menor incidencia de carga impositiva en el valor de los autos", dijo.

En su tercer año al frente de BMW Group Argentina, Ivana Dip vuelve a enfrentar un importante desafío. Después de atravesar la pandemia y su golpe al consumo, y de resistir el último año a un mercado marcado por un muy restringido ingreso de autos importados -un 2023 que igualmente, asegura, cerrará con un mejor nivel de ventas que el año anterior-; le toca ahora proyectar el negocio de la marca alemana en un país con nuevo gobierno, y uno que promete cambiar radicalmente el escenario económico, con mayor apertura de mercado y sin trabas cambiarias y de importaciones.

Con disciplina alemana, Dip no especula con esas promesas oficiales. "Trabajamos con nuestro escenario base y estamos atentos a las oportunidades que surjan", dijo a El Cronista.

Entrevista exclusiva a Ivana Dip, CEO de BMW Group Argentina


¿Cómo cierra el año el grupo para sus tres marcas (BMW, Mini y Motorrad)?

Contentos porque todos los concesionarios tienen modelos híbridos enchufables, deportivos y motos para probar. Muchos, de líneas que hace años que no teníamos en el mercado argentino.

¿Mejoró el ingreso de unidades hacia fin de año?

Los volúmenes con los que contamos siguen siendo menores que los que tuvo el mercado en sus buenos momentos. Pero hay mas disponibilidad, incluso una más concentrada en esta última etapa del año. Antes había un poco más de incertidumbre pero ahora van entrando unidades con una mayor regularidad. No es gran cantidad pero hay más previsibilidad para ordenarnos. Esto es algo que siempre manifestamos. Podemos tener regulaciones que nos parezcan mejores o peores, pero saberlas y que se mantengan estables genera previsibilidad y hace que la compañía pueda adaptar el modelo de negocio a ese escenario. Con esa regularidad y aun con ese volumen que no es enorme pero es bueno, podamos planificar y así logramos tener vehículos en todas las concesionarias para organizar un evento de manejo de fin de año con una amplia flota.

¿El stock sigue todavía por debajo de la demanda?

Ahora están parejos. Tuvimos un stock inferior al que demandaban los clientes pero ahora todos los concesionarios tienen unidades y con variedad. Hay gama y cantidad de productos.

¿Quedaron atrás las demoras en las entregas?

Puede haber demora en algún modelo puntual, que tarde un tiempo el vehículo pedido. Pero de los modelos que estamos promocionando para que los clientes puedan probar, hay disponibilidad en la red de concesionarios.

La CEO de BMW Argentina, Ivana Dip, aseguró que todos los concesionarios tienen modelos variados para probar

¿Cómo recibieron los clientes a sus autos híbridos en el país?

Están funcionando muy bien. Tener unidades disponibles para probar es clave para explicar el producto y la tecnología de carga. Eso permite a los clientes derribar ciertos mitos y convertirlos en el conocimiento de que muchas veces son bondades del producto. Tenemos experiencias concretas de clientes que resaltan puntos que no teníamos en cuenta. Por ejemplo, no tener que ir más a la estación de servicio. Entonces lo que a veces se interpreta como una contra, como tener que cargar varias horas el auto, termina siendo el beneficio de dejarlo cargando a la noche y poder usarlo todo el día sin pasar por una estación de servicio. Tenemos comprobado que el uso cotidiano acá es de 30 kilómetros, que es el rango que se alcanza con movilidad 100% eléctrica en un vehículo hibrido. También, que el 90% de los clientes de Latinoamérica carga el auto en su casa o el trabajo. Es suficiente dejar cargando el auto a la noche, como se hace con el teléfono. Cada uno de los vehículos de BMW híbridos se entrega con su cargador correspondiente.

¿La Argentina está preparada para ese cambio hacia la electromovilidad?

BMW es una de las empresas líderes y pioneras en electromovilidad y ahí tenemos el foco. En toda la gama, la compañía tiene modelos eléctricos o híbridos pero también se mantienen los modelos con motor a combustión. Mientras los clientes lo sigan demandando, vamos a mantener el motor a combustión aun cuando las características principales -deportivas, la aceleración, entre otras- se mantienen en los vehículos eléctricos. De hecho, en un híbrido, el motor eléctrico potencia al de combustión. Incrementa la deportividad y el placer de conducir, no resta.

¿Los precios son un límite?

Hay muchas localidades, entre ellas la Ciudad de Buenos Aires, que tienen beneficios para el patentamiento y el pago de patentes bonificados. Hay un ahorro muy importante desde ese punto de vista. Después, durante el tiempo de tenencia normal de un vehículo en un mismo propietario, se recupera la diferencia de precio que puede haber para un vehículo enchufable.

¿Podría mejorar el mercado con algún apoyo oficial adicional?

Siempre es positivo que exista un marco regulatorio en torno a la electromovilidad, como lo han tenido la mayoría de los países. Para que tenga éxito, hay que afianzar un modelo que tiene tres patas: las automotrices con sus estrategias globales y las propias de cada mercado, la estructura de carga que en parte está también dado por las automotrices y por operadores junto al Estado, y también por el marco regulatorio del Estado que propicie el crecimiento de la electromovilidad. Es lo deseable y la sinergia entre estas tres partes la que lo puede hacer exitoso. Asi se dio en otros países del mundo, incluso en Latinoamérica. BMW Group a participado de la creación de corredores eléctricos por ejemplo en Brasil y México. Y con el desarrollo de la electromovilidad en Argentina, también es lo que va a ocurrir. Hoy estamos en etapa de desarrollo pero no hay que subestimarnos. Nuestros clientes se están subiendo a vehículos híbridos. Muchas veces las estaciones de servicios tienen cola o no hay nafta y la posibilidad de moverse con electricidad puede ser una gran ventaja. Aun con los avances que hay, sería muy positivo que se desarrolle un marco regulatorio de largo plazo. Es algo que todas las fuerzas políticas han manifestado tener en sus planes y sería deseable que ahora se concrete.

En tiempos de complejidades cambiarias y de inflación, suele observarse la compra de autos importados como inversión. ¿Está pasando?

No lo vi particularmente. Lo que si pasó es que en épocas donde el abastecimiento estuvo un poco más bajo, el cliente -que es muy fiel- fue el que estuvo golpeando la puerta a ver cuando llegarían los lanzamientos. Muchas veces para renovar su auto.

¿Y qué lanzamientos tiene proyectados?

Tenemos novedades muy positivas como el M4, que para nosotros es muy importante porque es traer de nuevo un M de pura sangre, que hace un par de años que no lo teníamos y había clientes en espera de este tipo de productos. Vamos a tener novedades también en torno a X, con la X5 que es de un nivel un poco más alto de las que tenemos y que también hacia muchos años que no traíamos y había clientes esperándolos.

¿Cómo cierra entonces 2023?

Lo vamos a cerrar por encima del año pasado en ventas. Y para 2024 pensamos que estaremos en línea con este año. No esperamos un gran crecimiento, tampoco en algo que complique a la marca.

¿Con el nuevo gobierno, espera cambios en el mercado automotor en particular?

No tenemos pronósticos en torno a cómo estará el contexto en cuanto a la posibilidad de ingreso de unidades o aprobaciones de SIRA. Nosotros planificamos con nuestro escenario base, con volúmenes similares a los de este año y para eso nos orientamos en la producción y todo el plan de negocios. Tenemos claro que debemos estar atentos a lo que ocurra con la economía y el mercado en los primeros meses de un nuevo gobierno. Estamos muy alineados con la región y la casa matriz, y también tenemos en cuenta que en Argentina habrá un nuevo gobierno que probablemente implique cambio de políticas y estamos muy atentos a esto, a aprovechar las oportunidades que surjan. Pero no somos una compañía que suela especular respecto de lo que va a pasar. Si surgen oportunidades para el año que viene estamos abiertos. Somos flexibles y así lo aprovechamos este año, por ejemplo. No teníamos asegurado el M4 y a medida de que avanzó el año y fue fluyendo mejor el stock hacia el final, lo instalamos. Estamos atentos y cuando hay una oportunidad, un indicio de que realmente va a estar la oportunidad, la aprovechamos.

¿Todos los modelos de BMW están en la segunda escala del impuesto interno (la de mayor carga)?

Queda solo el 118 en la primera escala, el único. Es un desafío para la marca porque somos premium pero también tenemos nuestros modelos base de entrada, que tradicionalmente estuvieron en valores más bajos. Hoy el 70% del valor de un auto aproximadamente son impuestos. Entonces, obviamente contribuimos y pagamos impuestos como compañía, pero quizás regresar a niveles un poco más equilibrados de impuestos sería mejor. Volver a niveles de mayor equilibrio, con una menor incidencia de carga impositiva sería beneficioso. 

Ayudaría a tener cierta previsibilidad porque hay ciertos impuestos que por la forma en que están diseñados, como el impuesto interno, a veces dificulta la previsibilidad. Sucede por las fluctuaciones del tipo de cambio, de las escalas, la complejidad. Simplificar un poco y que la carga sea mas equilibrada sin necesidad de exenciones. Entendemos que para un mercado premium pueda haber más impuestos que en el resto. Pero también esos vehículos ayudan al resto del mercado porque definen un estandar que todo el resto del mercado tiende a acompañar.

Temas relacionados
Más noticias de BMW

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.