Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Whirlpool comenzó a fabricar cocinas en el país y sumará lavarropas en 2017

Ya inició la producción en la localidad bonaerense de La Matanza, donde tenía un centro logístico. El año próximo agregará nuevos lavarropas con ahorro energético

Whirlpool apunta a crecer en la Argentina, de la mano de la producción propia de electrodomésticos.
La empresa está invirtiendo $ 300 millones para instalar una planta en La Matanza, donde tenía un centro logístico, para fabricar productos de manera directa, ya que hasta ahora lo hacía a través de socios. Días atrás comenzó a fabricar cocinas y, para el año próximo, prevé hacer lavarropas con una nueva tecnología, lanzada en 2015 en Europa.

"Es un día especial, porque marca lo que estamos logrando en producción local de cocinas. Hace un año anunciamos una inversión de $ 300 millones para la Argentina, porque el grupo tiene expectativas de crecimiento en América latina, y la Argentina es un país clave para nosotros", destacó William Custodio, vicepresidente de Whirlpool para Latinoamérica.

"Buscamos fabricar localmente productos con innovación y con beneficios para el consumidor; por ejemplo, las cocinas tienen un timer para cortar la llama en el tiempo deseado, fijado previamente. Las heladeras No Frost consumen muy poca energía y vamos a lanzar también lavarropas con bajo consumo de energía y agua", adelantó Custodio.

La empresa, que fabrica en el país desde hace años con terceros en Córdoba, San Luis, Buenos Aires y Tierra del Fuego, según el producto, comenzará en 2017 a fabricar además lavarropas en su propia fábrica de La Matanza, como parte de la inversión de $ 300 millones.

"Hoy producimos lavarropas en la Argentina junto a un socio industrial; a partir de 2017 vamos a fabricar en nuestra planta de La Matanza la línea Supreme Care, la misma lanzada en Europa el año pasado. Entre las dos líneas de cocinas y lavarropas, vamos a generar 300 empleos. Ya empezamos con cocinas, con un 90% de insumos locales, al desarrollar 25 proveedores", destacó Custodio.

Ricardo Villas Boas, director de Innovación y Marketing de Whirlpool América latina, precisó que son lavarropas de última tecnología, de lavado frontal, de 8, 9 y 12 kilos de capacidad. "Con orgullo pero también con humildad, estos lavarropas van a ser el primer proyecto de la empresa en América latina que cuenta con tecnología global", dijo Villas Boas.

Al ser consultado por las expectativas en el mercado local, que este año siente el impacto de la caída del consumo por pérdida de poder adquisitivo, Villas Boas dijo que es optimista. "Esperamos que mejore a fin de año y, con esta inversión, apostamos a un crecimiento importante en 2017", anticipó. Custodio destacó que Whirlpool está hace 25 años en el país y más de 100 en el mundo. "El 80% de los productos que vendemos son nacionales, nueve de 12 categorías", precisó.

Al planificar una inversión, dijo Custodio, "se lo hace pensando en los próximos 20 años", más allá de la coyuntura. "Vemos que en cuatro o cinco años hay un alto potencial de crecimiento, y nuestro esfuerzo en la Argentina es clave. Tenemos que invertir en el mercado interno, en producción local, para ganar volumen y escala internamente. Conocemos al consumidor argentino. La Argentina es un mercado clave. Somos optimistas, empezamos con cocinas y lavarropas, pero evaluamos otras posibilidades", destacó.