Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Vuelven a aumentar las prepagas, 20% en julio, y analizan otro ajuste a fin de año

Se aplicará un alza de 15% en la cuota de junio y se le suma 5% al mes siguiente. En marzo ya hubo un incremento de 9%. En las empresas aseguran que sigue siendo insuficiente

En los próximos días se notificarán los aumentos a los afiliados

En los próximos días se notificarán los aumentos a los afiliados

El Gobierno autorizó ayer un nuevo aumento en las cuotas de la medicina prepaga. Se hará efectiva la suba de un 15% en junio y un adicional 5% en julio. En marzo, ya se habría producido el primer incremento de 9%. Con estos aumentos, una cobertura directa para una persona joven se pagará a partir de $ 2000 por mes y una familia no menos de $ 5000.

Los nuevos incrementos quedaron establecidos a partir de la resolución del Ministerio de Salud, publicada en el Boletín Oficial que indicó "Autorízase a todas las entidades de Medicina Prepaga inscriptas en el Registro Nacional de Entidades de Medicina Prepaga, a incrementar el valor autorizado por la Resolución 82/2016, en hasta un 15% a partir del 1º de junio de 2016 y un adicional del 5% a partir del 1º de julio". Según la norma "resulta razonable autorizar un aumento general, complementario y acumulativo, de aquel que fuera aprobado en febrero del corriente año".

Claudio Belocopitt, titular de Swiss Medical, una de las más grandes del mercado, explicó que los aumentos aprobados tienen que entenderse como parte de los incrementos que se dieron en toda la economía. "Subió la nafta, la luz y el dólar, tres de las variables que más impactan en nuestro sector", dijo Belecopitt, "ya que tenemos ambulancias andando todo el tiempo y consumiendo combustible, los sanatorios y centros de diagnósticos con uso intensivo de electricidad y todos los insumos y repuestos importados impactados por la devaluación, desde aparatología hasta fármacos".

El empresario coincide con la argumentación de sus colegas de las principales compañías de medicina prepaga que mencionan también el cierre de paritarias del sector en torno al 32% y el peso que el personal tiene en la estructura de costos de este tipo de firmas.

En la resolución publicada, el Ministerio de Salud exigió que las empresas del sector "deberán extremar los recaudos necesarios para notificar de manera fehaciente a los usuarios, a fin de que aquellos tengan cabal información de dicho aumento". Y aclaró que las prepagas "deberán informar a los usuarios los incrementos autorizados en el monto de las cuotas", lo que se haría con "una notificación incorporada en la factura del mes anterior o a través de carta informativa". Es decir que en los próximos días deberían comenzar a llegar a los afiliados, los detalles de los incrementos que sufrirán los planes.

A pesar de que enfatiza que nadie desea que se produzcan este tipo de aumentos, Belocopitt señala que el 65% de los usuarios de medicina prepaga tienen convenios por empresas y llegan por derivación de aportes a obras sociales. Por eso, supone que con las actualizaciones que tendrán en estos días por el cierre de paritarias en sus salarios, no sentirán el aumento en las cuotas. En cambio, las alzas sí impactarán en los afiliados directos, "que en su gran mayoría son profesionales como abogados, arquitectos o empresarios que seguramente también aumentaron sus honorarios", dijo. En total, hay alrededor de 4 millones de afiliados a estos servicios de salud.

Los representantes de las mayores compañías de medicina prepaga coinciden en que los incrementos se ven como altos porque se trata de un tema sensible, pero aún así no son suficientes para cubrir las subas que se dieron en sus sistema de costos.

La idea en el sector es esperar a ver como se da el reacomodamiento económico que se proyecta en el segundo semestre del año, y recién en los últimos meses de 2016 se plantearía un ajuste adicional. Ese futuro incremento, calculan, sería de un solo dígito (ver página 7).

El año pasado el aumento en la medicina prepaga fue de 28%, casi igual que en solo un semestre de este año.

La resolución publicada ayer recuerda que la Ley 26.682 "establece el Marco Regulatorio de Medicina Prepaga, alcanzando a toda persona física o jurídica, cualquiera sea el tipo, figura jurídica y denominación que adopte, cuyo objeto consista en brindar prestaciones de prevención, protección, tratamiento y rehabilitación de la salud humana a los usuarios".

Igualmente, aclara que "el artículo 17 de la Ley, prevé que la Autoridad de Aplicación fiscalizará y garantizará la razonabilidad de las cuotas de los planes prestacionales de las empresas de Medicina Prepaga y autorizará el aumento de las mismas, cuando dicho aumento esté fundado en variaciones de la estructura de costos y en un razonable cálculo actuarial de riesgo", añadió.