Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Vuelve a impactar Brasil en la producción de autos de julio, que ya suma casi un año de caída consecutiva

El mes pasado, las terminales fabricaron 37.706 unidades, lo cual muestra un 13,3% menos que en igual mes del año pasado. Y desde enero, la baja casi acumula un 14%

Entre enero y julio, las terminales fabricaron 261.744 vehículos, una baja de 13,9% frente a igual período de 2015

Entre enero y julio, las terminales fabricaron 261.744 vehículos, una baja de 13,9% frente a igual período de 2015

El impacto que genera la contracción de la economía de Brasil, el principal socio comercial del país, volvió a hacerse sentir en la industria automotriz nacional. En julio, cayó 13,3% la fabricación de vehículos en relación con el mismo mes del año pasado. Incluso, cuando en 2015, el mes contó con 20 días hábiles, dos jornadas menos que en julio de este año, cuando la producción sumó 37.706 unidades.

Los datos difundidos ayer por Asociación de Fabricas de Automotores (Adefa), muestran que desde que comenzó el año, todos los meses mostraron descensos interanuales. Así, en el acumulado de enero a julio, cuando las terminales automotrices produjeron un total de 261.744 vehículos, se registró una caída de 13,9% en relación con la performance evidenciada en el mismo período de 2015, cuando se habían fabricado 303.903 unidades. En rigor, desde septiembre del año pasado que las bajas son consecutivas. Es que en agosto de igual año había subido 7% con respecto al mismo mes de 2014.

El segmento más perjudicado en lo que va del año fue el de los automóviles, cuya producción cayó 19,9% comparado con los primeros siete meses del año pasado. Los útilitarios cayeron 5,5% en el ese período.
En cuanto al comercio exterior, las terminales exportaron 12.939 unidades en julio lo que muestra una baja de 38,3% en su comparación con ese mes de 2015 cuando se exportaron 21.817 vehículos. Entre enero y julio, las terminales destinaron al mercado externo 101.572 unidades, un 31,9% menos respecto de los 149.260 que se exportaron en el mismo período de siete meses de 2015.

‘Desde Adefa se monitorea en forma permanente la dinámica situación en Brasil. Sin dudas, este comportamiento continúa posicionándose como el principal desafío en materia de comercio exterior, el cual, de revertir su situación contribuiría decididamente a traccionar la producción y exportación desde Argentina‘, explicó Enrique Alemañy, presidente de Adefa.

El directivo destacó por eso la necesidad de avanzar en la apertura de nuevos mercados de la región como Colombia y Paraguay, entre otros, para que la industria local pueda mejorar los niveles de producción y exportación. Como Brasil concentra 77,6% de las ventas nacionales de vehículos, la caída de 39% que sufrieron los envíos hacia ese país es fundamental. Aunque excepto a Chile y Ecuador, todos los destinos de la producción automotriz bajaron.

Para las ventas externas también resultaron más afectados los automóviles. En el acumulado del año, las exportaciones de automóviles cayeron 39,5% mientras que los de los utilitarios lo hicieron 24,7%.
Para Alemañy, "el sector automotor -como uno de los principales pilares de la economía nacional-, promueve y se compromete a continuar trabajando con el Gobierno y el resto de los eslabones de la cadena en la mejora de temas estructurales que habiliten la recuperación del sector, mejoren su competitividad y aumenten los niveles de exportaciones y la demanda doméstica de manera sustentables en el mediano y largo plazo". El compromiso del sector se entiende en un contexto en el que continúan las paradas técnicas y las suspenciones en plantas de algunas automotrices, y las proyecciones no son optimistas en lo que resta del año.

Otro dato que se conoció ayer es que en julio se comercializó de manera mayorista (a la red de concesionarias) un total de 52.678 vehículos, un 2,4% por debajo de las 53.997 unidades que se comercializaron en el mismo mes de 2015. Y aun así, en el acumulado anual, el sector contabilizó 398.882 vehículos a los concesionarios, un 20,3% de incremento respecto del volumen que se comercializó entre enero y julio de hace un año.

‘Las ventas vienen registrando cierta estabilidad en su desempeño. La significativa oferta de producto y competencia impulsa el volumen de patentamientos‘, destacó el titular de Adefa, en referencia a que los últimos datos difundidos por Acara mostraron un alza interanual en las ventas de vehículos de 2,2% en julio y de 5,9% en los primeros siete meses del año contra el mismo período del 2015.