Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Volkswagen suspende la producción del Golf y el Passat en Alemania

La planta de Wolfsburg es una de las que estará cerrada

La planta de Wolfsburg es una de las que estará cerrada

El fabricante alemán de autos Volkswagen (VW) anunció ayer que interrumpirá la producción en seis fábricas de su país hasta fines de agosto por problemas con algunos proveedores externos de componentes, lo que afectará a casi 28.000 trabajadores y a los modelos Golf y Passat.

Volkswagen informó de que las fábricas afectadas son las que funcionan en Emden, Wolfsburg, Zwickau, Kassel, Salzgitter y Braunschweig.

Los proveedores no entregaron los componentes a pesar de que están obligados, según una resolución provisional de la Audiencia Provincial de Braunschweig, dijo la compañía alemana en un comunicado, según EFE.

VW hace hincapié en que intenta llegar a un acuerdo con los productores de componentes, pero como no sabe qué va a ocurrir, se preparó para aplicar trabajo a jornada reducida y otras medidas de flexibilidad.

La interrupción de la producción en Emden (noroeste de Alemania), donde se produce el Passat, comenzó el 18 de agosto, hasta el 24 de agosto, y afecta a 7.500 trabajadores.

En Wolfsburg, donde se encuentra la sede central del grupo Volkswagen y se fabrica el Golf, se frenará la producción desde ayer hasta el 27 de agosto; afecta a 10.000 empleados.

La interrupción de la producción en Wolfsburg por una semana reducirá los ingresos de VW unos 100 millones de euros brutos, según cálculos de analistas del banco suizo UBS.

En Zwickau (este de Alemania), donde se producen el Golf y el Passat, se verán afectados 6.000 empleados, al pararse la fabricación desde ayer y hasta el 26 de agosto.

La planta de Kassel (centro de Alemania), donde se producen cajas de cambios e instalaciones de gases de escape, parará del 25 al 29 de agosto, afectando a unos 1.400 empleados.

Por último, en Braunschweig (norte de Alemania), la producción de chasis y piezas de plástico se suspendió desde ayer y hasta el 29 de agosto; afecta a 1.300 empleados.

El grupo Volkswagen, al igual que otros fabricantes como Daimler, tiene problemas de escasez de componentes porque varios proveedores no quieren suministrar las piezas, al acusar a VW de abuso de poder en el mercado por rescindir contratos sin motivo y sin preaviso como consecuencia de la crisis que le generó la manipulación de las emisiones de gases contaminantes.