Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Volkswagen pide trabajar con el Gobierno para bajar la inflación

Las industrias deben trabajar con el Gobierno para bajar los costos de infraestructura y la inflación, como aporte al reordenamiento de la macroeconomía. Así se refirió el presidente y CEO de Volkswagen Argentina, Pablo Di Si, al analizar la situación actual del sector y de la economía del país. El ejecutivo agregó que se necesita incrementar la competitividad de la industria argentina, pero advirtió que "no será fácil ni rápido", aunque se mostró optimista respecto de lo que se pueda conseguir en los próximos años. "La competitividad está en cada eslabón de la cadena, desde el costo de un proveedor local hasta en el canon portuario para entrar un buque a Buenos Aires", dijo.
En este sentido, Di Si explicó en Argentina cuesta u$s 200.000 mientras que en Uruguay u$s 160.000 y en Alemania u$s 80.000, por lo que, según su opinión, "ese extra costo es la competitividad como país que la pagan todos los ciudadanos cuando compran desde una aceituna hasta un auto". Por eso, reclamó inversiones en infraestructura. "Esto va a demorar años porque no vamos a mejorar la competitividad en un corto período pero tenemos que ir atacando y trabajando en la nacionalización de más proveedores, en el desarrollo de infraestructura portuaria, en el de trenes", sostuvo. Durante una entrevista difundida por Adefa que reprodujo ayer la agencia NA, consideró que el país está en un "momento histórico positivo" por lo que debería comenzar a dar pasos para que en seis u ocho años, la economía sea "más sólida". Consideró que las empresas deben trabajar en conjunto con el Gobierno para bajar costos en infraestructura y en la inflación. "Es el mal de todos los tiempos. Creo que va a bajar y se va a empezar normalizar la cuestión macro del país", sostuvo Di Si.
En cuanto al mercado de consumo automotor, Di Si dijo que "para la industria va a ser un año bueno, no de transición", dado que las ventas podrían terminar en alza. "A nivel mercado estamos viendo un comportamiento positivo con una fuerte competencia entre las marcas. Los consumidores pueden elegir libremente los productos y el que tiene el mejor valor de marca, el mejor servicio es el que tendrá clientes. Nosotros queremos defender el liderazgo por decimotercer año consecutivo y en eso trabajamos", señaló. De todos modos, advirtió que se deben seguir de cerca algunos temas dado que, por ejemplo, en el primer cuatrimestre el mercado creció 7%; la producción cayó 13% y las exportaciones bajaron 30% mientras que las importaciones crecieron 50%.
"Las variables no están bien. Brasil nos está afectando. En nuestro caso exportamos a 56 países y se ha hecho un buen trabajo en el pasado en la capilaridad de las exportaciones. Ahora, con una mercado de Brasil que pasa de 3,6 millones de unidades a 1,9 millones, no hay volumen que soporte", sostuvo. En cuanto a su empresa, admitió que "está haciendo un esfuerzo para conseguir mayor volumen: logró sumar 3000 unidades adicionales para exportar a México y unas 45.000 transmisiones para enviar a Alemania". Si bien consideró que esto no compensa la caída de Brasil, anticipó que su objetivo "es ganar un poco con México, otro poco con Turquía, entre otros. Todo lo que podamos aumentar, bienvenido sea", sostuvo el presidente de la automotriz. Y agregó que "el Gobierno conversó para recomponer el flex con Brasil para tener un comercio equilibrado. Hoy es desequilibrado y el Gobierno lo tiene claro".