U$D

LUNES 17/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Vestirse sustentable: los diseñadores de ropa se suben a la moda medioambiental

Acusada de contaminar y emplear talleres clandestinos, la industria de la moda se vuelca al uso de fibras naturales, materiales reciclados y comercio justo

Desfile organizado ayer por Positive Label, que agrupa a las marcas de diseño sustentable

Desfile organizado ayer por Positive Label, que agrupa a las marcas de diseño sustentable

La industria de la moda está en el ojo de la tormenta por ser la segunda que más agua y agroquímicos utiliza en sus procesos, además de ser una de las más denunciadas por enplear trabajo esclavo. Una simple remera de algodón requiere para su confección 2900 litros de agua y 160 gramos de agroquímicos sin contar que buena parte de la producción de indumentaria se realiza en talleres clandestinos, de los que sólo en la ciudad de Buenos Aires habría más de 3000, empleando a unas 30.000 personas sin acceso a derechos laborales mínimos, según denuncias de la Fundación Alameda.

Pero en los últimos años, diversas iniciativas de producción sustentable fueron ganando espacio en la industria y las pasarelas, de la mano de nuevos diseñadores y marcas que cuidan el ambiente utilizando fibras orgánicas y materiales reciclados; y brindan condiciones de trabajo dignas e inclusivas, aplicando el modelo de comercio justo.

En la movida están marcas internacionales como Hermés, que lanzó una colección de tejidos sustentables con lana de vicuña y alpaca, confeccionados artesanalmente por mujeres originarias en Abra Pampa, Jujuy; y Ermenegildo Zegna, que desarrolló, junto a estudiantes de la Universidad de Palermo, una colección "cápsula" a partir de desechos de la industria textil.

Asímismo, "Proyecto Seda", impulsado por el INTI y con financiamiento Europeo, busca difundir el cultivo sustentable del gusano de seda como actividad artesanal para 50 pequeños emprendimientos familiares en las provincias de Buenos Aires y La Pampa. Proyecto Seda se presentará, del 10 al 13 de abril, en Costa Salguero,  en Emitex, Simatex y Confemaq, tres eventos que se realizan en simultáneo para presentar la oferta de los proveedores de la industria textil y confeccionista.

Stay True es una marca que fabrica prendas de algodón 100% biodinámico certificado, basado en los criterios de "agricultura regenerativa" del suelo desarrollados por Rudolf Steiner. Hoy participan del proyecto 30 familias de la comunidad Quom de Pampa del Indio, en Chaco, con apoyo del INTA que proveyó las semillas libres de OGM (organismos genéticamente modificados).

Ropa Limpia es una red de firmas textiles y ONGs que producen en talleres con condiciones dignas de trabajo y cuidando el medioambiente, y promueven la creación de una guía de buenas prácticas y certificación de sustentabilidad para el sector.

En tanto, Positive Label, es un sello que agrupa a diseñadores y marcas que trabajan con criterios de impacto social y ambiental. "Creamos una plataforma de comercio electrónico para darles visibilidad e impulsar la exportación de la "moda de autor sustentable", contó a El Cronista Vanina Chiappino, fundadora del sello junto a Santiago Bouquet Roldán.

El sello organizó ayer el primer "Desfile Reciclaje de Autor" en el Museo de la Historia del Traje, con la participación de 16 diseñadores locales. Entre otros, Juana Della Paolera y Carolina Ceballos, creadoras de la colección Nido; las firmas Cúbreme, Animaná, Leaf, Vernna y Made in Chola. El próximo paso es el mercado internacional.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés