Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Vale planea reactivar millonario proyecto minero en Mendoza

El grupo brasileño reabrirá la mina cerrada en 2013, aunque reducirá las inversiones iniciales fijadas en u$s 6300 millones a cerca de u$s 1500 millones

Potasio Río Colorado iba a producir 4,3 millones de toneladas de potasa

Potasio Río Colorado iba a producir 4,3 millones de toneladas de potasa

El gobierno de Mendoza y la minera Vale acordaron reactivar el trabajo en la planta Potasio Rio Colorado en la localidad de Malargue, aunque el proyecto será drásticamente reducido a comparación a lo que originalmente lo había planteado el holding de origen brasileño.

Ayer, el subsecretario de Energía y Minería, Emilio Guiñazú, brindó una conferencia de prensa en Mendoza sobre los avances en las negociaciones y anticipó que en esta nueva etapa será un tercio del plan original que fue cerrado en 2013. De hecho, en esta etapa prevén una inversión de u$s 1500 millones cuando el objetivo inicial era producir unos 4 millones de toneladas de sal de potasio por año con desembolsos por u$s 6300 millones. Según los medios mendocinos, el cambio de signo político a nivel provincial y nacional adelantaron la vuelta de la minera. Se recuerda que en marzo hubo algunos acercamientos que hicieron presentir la reapertura de la mina.

Esta semana a su vez, Vale publicó avisos clasificados anunciando el remate de 42.000 toneladas de rieles y una máquina que hace traza ferroviaria ya que este recorrido se achicará en 350 kilómetros. Tras este anuncio, se conoció que la empresa venderá el material que no utilizará en esta segunda etapa, cuando bajará su meta de producción.

En 2013, Vale decidió cerrar la mina con cuestionamientos a la política económica del gobierno kirchnerista. Argumentó que las condiciones macro no estaban "alineadas con el compromiso de la empresa de mantener una disciplina en la inversión y la creación de valor". Vale adujo atraso cambiario e inflación como los motivos de la paralización de las obras, aunque luego se supo que la situación mundial de la empresa era poco menos que desesperante. Ahora, para impulsar el nuevo plan, el gobierno mendocino le pedirá a Vale el nuevo plan de negocios detallado, con todas las modificaciones necesarias a la Declaración de Impacto Ambiental original y un apartado sobre cómo se transportará el material.

En enero pasado, el CEO de Vale en Argentina, Edoardo Santana, visitó Mendoza para interiorizarse del "nuevo panorama", más "amigable" que el anterior, en relación al gobierno de Cristina. En ese momento, el ejecutivo mantuvo encuentros con funcionarios provinciales a quienes indicó que analizarían las posibilidad de continuar con el proyecto, en el que hasta el momento se habían invertido u$s 1500 millones, según la compañía. Tras escuchar la exposición del CEO de Vale, las autoridades mendocinas informaron que la reunión sirvió para unificar criterios "en busca de alternativas para superar las limitaciones que tiene el proyecto". Ahora, se espera que finalmente los trabajos se vuelvan a poner en marcha.