Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Una medida para reducir costos podría paralizar las agroexportaciones

Los más de 30 puertos privados del Gran Rosario lanzaron una compulsa de precios para bajar el valor de un servicio que hoy está en manos del sindicato de portuarios. Frente a esto, empresarios avisan que con la excusa del bono los gremialistas incentivan un paro de la CGT San Lorenzo.

Una medida para reducir costos podría paralizar las agroexportaciones

En medio de una caída de los precios internacionales de los productos agrícolas y de una merma en el negocio del comercio exterior, los puertos privados agrupados en el Gran Rosario que concentran el mayor movimiento agroexportador del país acordaron lanzar una compulsa privada de precios para bajar costos operacionales

Así lo hizo la Cámara de Puertos Privados Comerciales (CPPC), entidad que agrupa a las más de 30 terminales portuarias ubicadas en la zona y es para servicios de estiba y desestiba –carga y descarga- ya que considera que los costos “al ser elevados, restan  competitividad a las exportaciones argentinas, y conspiran contra  su mayor expansión y el consecuente incremento de puestos de  trabajo”.

La CPPC solicita a los interesados sus antecedentes comerciales y propuestas de cotización en relación con los servicios de estiba de embarque de granos, harina y pellets, embarque de líquidos (aceite, biodiésel y glicerina), descarga de barcazas de granos, de harinas y pellets, de aceite y de fertilizantes.

La medida, apoyada desde el Ministerio de Transporte de la Nación, significa romper un monopolio que hoy es operado por la Cooperativa de Trabajadores Portuarios de Puerto General San Martín, entidad ligada estrechamente con el Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (Supa), tanto que comparten presidente.

A pesar de que quien gane la compulsa de precios deberá seguir utilizando la mano de obra del Supa, la posible pérdida del negocio de la Cooperativa intranquiliza al sindicato que podría derivar en un conflicto gremial paralizando la operación del mayor polo agroexportador el país.

“Las amenazas llegan a través de la CGT de San Lorenzo donde el Supa tiene mucho poder, y que con la excusa del bono ya están avisando de un paro”, explicó un hombre fuerte de la zona portuaria.

La CGT San Lorenzo es comandada por Edgardo Quiroga, de estrecha relación Herme Juárez, presidente del Supa. Quiroga comenzó a advertir que podrían realizar protestas antes de fin de año para pedir un aumento de sueldo y avisando que rechazaban de plano un bono.

“Están pidiendo reabrir paritarias cuando en mayo pasado se acordó 40%., y negando cualquier tipo de bono. Reabrir es imposible”, explicó un empresario de la zona.

Pero el líder de la CGT San Lorenzo rechazó el bono y dijo que no descarta realizar protestas que podrían afectar la actividad en la región de donde sale cerca del 80% de las exportaciones agrícolas y agroindustriales del país.

"No queremos hablar de bonos, nosotros estamos hablando de una reapertura de paritarias (negociaciones salariales)", dijo Edgardo Quiroga, secretario general de la CGT San Lorenzo.

"Hay un grupo de gremios que quiere lanzar el paro (huelga), y hay otro grupo de gremios que no se niegan, pero que están viendo. Es una posibilidad que estamos manejando", dijo, según Reuters, el secretario de la central que agrupa a los sindicatos.