Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Una fabricante de quesos negocia la compra de una planta de SanCor

La firma de quesos La Tarantela confirmó que se encuentra en conversaciones con SanCor para adquirir la planta santafesina de Centeno. Son 50 puestos de trabajo

Una fabricante de quesos negocia la compra de una planta de SanCor

Con negociaciones avanzadas, la cooperativa SanCor se encuentra a punto de desprenderse de una de sus planta de producción. Se trata de la fábrica de la localidad santafesina de Centeno, de la que la firma de quesos La Tarantela busca adueñarse. "Estamos en negociaciones adelantadas. Se hizo una carta de intención con la gente de SanCor y hasta pedimos al Gobierno de Santa Fe un apoyo real, para tener garantías", afirmaron a El Cronista desde la compañía que tiene sede en la localidad bonaerense de Navarro.

Con más de 100 años de historia en el mercado, la firma quesera, especializada en la elaboración de ricota y muzarella, está a la expectativa de concretar la adquisición de la fábrica para hacer realidad su objetivo de expansión. En la actualidad sus productos se distribuyen en la provincia de Buenos Aires, y busca hacer pie en otros mercados. Justamente, la planta de Centeno se especializa en la producción de queso muzzarella.

Según afirmaron desde la compañía, si bien la planta está operativa (aunque actualmente se encuentre paralizada la producción desde hace tres meses por la crisis que la cooperativa láctea atraviesa) requiere la implementación de dos nuevas líneas de producción para funcionar. En este sentido, la transacción, además de la transferencia de activos incluiría también los pasivos acumulados: "Desde el principio de la negociación la idea nuestra es mantener la mayor cantidad de puestos de trabajo dentro de un contexto de continuidad que sea confiable en el tiempo y con una estructura de salario apropiada", afirmaron.

En la planta antes de la suspención trabajan 50 operarios, actualmente a la expectativa de lo que pueda llegar a suceder. "Estamos hablando de un valor importante", reconocieron desde La Tarantela. De acuerdo a lo publicado días atrás por el diario UNO de Santa Fe, el monto de dinero sobre el que se estaría negociando ronda los $ 50 millones, cantidad similar a la que ascienden el total de las indemnizaciones de los empleados. Al respecto, el propio secretario de Lechería de Santa Fe, Pedro Morini, reconoció que hubo "avances" en las negociaciones en los últimos días, y que las novedades "llegarían esta semana", cuando la compañía comunique si finalmente se hará cargo del establecimiento.

Hace unos meses, desde el Ministerio de Producción provincial, que dirige Luis Contigiani, habían afirmado que se manejaban distintas variantes para "salvar" la planta, entre las que se incluían, además de su venta, alquilar la instalación a algún fondo privado o que se haga cargo una cooperativa de trabajo. Hasta se llegó a hablar de que sea la propia SanCor quien le compre la muzarella a la fábrica, en caso de que se opte por el alquiler o la cooperativa.

A pesar de la posible llegada de un acuerdo, todo conduce a que la situación se definirá en la asamblea extraordinaria que la cooperativa SanCor realizará el próximo 30 de mayo, en donde tratará junto a sus asociados y directivos el proceso de "reestructuración". El mismo deriva del plan acordado con el gobierno nacional tras el salvataje de $ 450 millones, de los cuales ya habrían recibido $ 200 millones.