Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Un tribunal francés condenó a Uber a pagar 800.000 euros

Un tribunal francés condenó a Uber a pagar 800.000 euros

A la masiva protesta contra la aplicación realizada ayer en las calles porteñas, Uber completó su jornada negra con una resolución contundente de la justicia parisina. El Tribunal Correccional de París resolvió condenar a su filial francesa con una multa de 800.000 euros, por considerar ilegal el servicio UberPop, y por llevar adelante prácticas comerciales engañosas.


Según el diario Financial Times, el tribunal también sentenció al director de Uber para Europa occidental, Pierre-Dimitri Gore Coty, y al Director general en Francia, Thibaud Simphal, con multas de 30.000 y 20.000 euros respectivamente, en la primera sentencia penal dirigida a ejecutivos. Al mismo tiempo, se abstuvo de imponer penas de prisión, imponiendo sentencias condicionales, al no tener que pagar la mitad de los montos, a menos que cometan otro crimen.


La decisión se enmarca como una violación del nuevo marco regulador, adoptado en Francia para regular la competencia con los taxis, en octubre de 2014. Ya en julio del año pasado, UberPop había sido declarada ilegal, y el Consejo Constitucional había rechazado la apelación de la empresa, para que el servicio volviera a funcionar. El argumento fue la ley Thènevaud, que decreta que sólo taxistas y choferes certificados pueden operar sistemas que pongan en contacto a clientes con conductores.


Uber afirmó que recurrirá la condena ‘inmediatamente’. La situación de la start-up es complicada en Europa. Fue prohibida en España y el servicio UberPop fue proscripta en Alemania, Italia y partes de Suecia. Francia es el segundo mayor mercado en el mundo para Uber, donde producto del cierre de UberPop, crece su servicio tradicional. La compañía cuenta con 12.000 conductores profesionales y 1,5 millones de usuarios en aquel país.