DESIGNAN UN INTERVENTOR POR UN PEDIDO DE LA AFIP

Un juez interviene Indalo y la petrolera del grupo entra en cesación de pagos

Cristóbal López sigue sumando problemas a los que viene enfrentando desde que se conoció que financió la expansión de parte de su grupo con deudas por $ 8000 millones que acumuló con la AFIP por la falta de pago del impuesto a los combustibles durante por lo menos cuatro años.

Ayer, la justicia avaló un pedido del organismo recaudador de impuestos reclamando la intervención de varias compañías del Grupo Indalo vinculadas precisamente con el negocio de los hidrocarburos. El juez federal en lo contencioso administrativo Esteban Furnari dispuso la intervención de Oil Combustibles; Inversora M&S y OIL M&S hasta tanto el grupo cancele la supuesta deuda.

Además, Cristóbal López decidió ayer presentar en concurso preventivo de acreedores a Oil Combustibles, en coincidencia con este fallo judicial cuyo objetivo es el de "evitar el desmebramiento del grupo" que había sido anunciado a principios de marzo pero que luego quedó sin efecto por una determinación empresarial.

El fallo se conoció casi de manera paralela a que el holding donde Cristóbal López controla el 70% del capital y su socio Fabián De Sousa el 30% restante, solicitaron la protección judicial para encarar un proceso de reestructuración de su deuda.

El pedido de apertura de concurso preventivo de acreedores fue presentado por Oil Combustibles en los tribunales de Comodoro Rivadavia, cuna del holding empresario que también controla la mayor parte del negocio de los juegos de azar de la Argentina.

Fuentes del mercado sostienen que, en parte, la AFIP habría pedido la intervención de las empresas petroleras para evitar precisamente la apertura de esta instancia judicial. De todos modos, el juez Esteban Furnari, que aceptó el pedido de no innovar del ente recaudador, también dio intervención a la Inspección General de Justicia (IGJ) y designó como interventor al contador Marcelo Fabián Manograsso a fin de que vele por el efectivo cumplimiento de la orden de no innovar. También requiere que se impida el cambio de sede social de las sociedades del Grupo Indalo de la Ciudad de Buenos Aires.

Adicionalmente pide que también se intervenga al propio holding para que a través de un veedor, "se ejerza un control de la evolución de las inversiones" realizadas por las empresas del conglomerado. El interventor deberá, entre otras cosas, verificar que las controlantes paguen a Oil lo que le deben (la deuda con la AFIP en teoría fue usada para apalancar a Inversora M&S), observar la situación económico financiera de la petrolera, controlar la evolución de las inversiones financiadas por Oil y elaborar un informe sobre los activos, pasivos y el flujo de fondos de las tres sociedades.

Como defensa, Indalo publicó ayer una solicitada en la que denunció una "intensa campaña mediática" en su contra: defendió los planes de pago usados por la petrolera y afirmó que las "operaciones de crédito entre sus empresas en ningún caso tuvieron como destino el patrimonio personal".

Tags relacionados