Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Un fondo extranjero y un grupo local se disputan el banco y la aseguradora de Cristóbal López

Las dos entidades pasarán en bloque al comprador que el dueño del Grupo Indalo definirá en las próximas semanas. Lo hará tras un due diligence y el análisis de las ofertas

Un fondo inversor europeo de ascendencia española y un grupo con operaciones en el negocio financiero local con fuertes operaciones en Santa Fe se disputan la compra del banco y la compañía aseguradora propiedad del Grupo Indalo de Cristóbal López.

Ambos activos fueron puestos a la venta por el holding como consecuencia de los problemas financieros que soporta tras la denuncia del Gobierno sobre un supuesta maniobra fiscal para financiar la expansión de su negocio petrolero con impuestos no liquidados.

Con el crédito privado cortado y la decisión de solicitar a la justicia la apertura del concurso preventivo para su petrolera Oil M&S, sus ejecutivos salieron a ofrecer el banco Finansur y la ex Generali Argentina. Inicialmente se iban a vender por separado, pero en las últimas semanas se tomó la decisión de cerrar una transacción ‘en paquete’. En este marco, El Cronista pudo saber que tanto el fondo europeo como la empresa argentina iniciaron, por separado, un proceso de due diligence que debería culminar en las próximas semanas.

Los nombres de ambos interesados no fueron divulgados por las fuentes. De todos modos, se trataría de un fondo de origen español fuerte en el negocio inmobiliario y de asesoramiento financiero, y de un grupo asegurador local cuyo nombre hace referencia a una de las mayores empresas lácteas del país.

Fuentes cercanas al empresario también dueño del canal de cable C5N y del diario Àmbito Financiero, confirmaron las negociaciones y aclararon que después de analizar las dos propuestas se divulgará el nombre del comprador. En este sentido, la operación englobaría una cifra cercana a los u$s 50 millones tanto por el 70% del banco en poder de Indalo, como por la compañía aseguradora.

Según las fuentes, el otro 30% de la entidad financiera que hoy es propiedad de la familia Sánchez Córdoba también podría ser incluido en las negociaciones ya que ambos grupos interesados pretenden tomar el control total del Finansur. "La elección del comprador no sólo tendrá en cuenta el dinero, sino también otro tipo de situaciones como la forma de pago y las facilidades para que, en el caso del Finansur, la operación sea aprobada por el Banco Central" aseguraron cerca de Cristóbal López.

Además del Finansur y de la ex Generali, Cristóbal López también se desprenderá de la marca de dulce de leche La Salamandra. Ya negocia con los ex dueños de una de las principales cadenas de heladería del país. Además, le puso cartel de venta a Alcalis de La Patagonia (Alpat), por la cual se recibieron propuestas de una compañía de Estados Unidos y otra europea, y una firma local que estaría elaborando una oferta. La firma rionegrina es hoy la principal productora de carbonato de sodio en el país y su planta está en Punta Delgado, a 2,5 km de San Antonio Oeste.

Se trata de empresas o activos que quedaron fuera de la convocatoria de acreedores que Cristóbal López y su socio Fabián De Sousa solicitaron a la Justicia tras conocerse que la AFIP le reclama $ 8000 millones de impuestos no liquidados, fondos que utilizó para incrementar sus activos, en especial en el área petrolera. De hecho, tras la denuncia del organismo que dirige Alberto Abad, la Justicia le impidió al empresario hacer movimientos en gran parte de sus sociedades hasta que se resuelva su situación fiscal. Una vez que esto ocurra y se resuelva la situación, López y De Sousa volverían con la idea de separar la sociedad.