CONTROLAR LAS VENTAS EXTERNAS PARA EVITAR SOBREOFERTA

Tucumán interviene el mercado del azúcar y fija cupos de exportación

La legislatura provincial aprobó una norma que fija y monitorea el volumen de venta externa de los ingenios para no inundar el mercado y mantener los precios

La legislatura de Tucumán aprobó una ley que declara de interés público la producción de azúcar y de alcohol de caña en la provincia, y creó el Instituto de Promoción del Azúcar y Alcohol de Tucumán que, entre otras potestades, tendrá la de fijar la cantidad de azúcar que deberán exportar los ingenios para no generar una sobreoferta en el mercado interno.
A diferencia de lo que ocurre con otros productos derivados de la actividad agropecuaria, para los que el gobierno nacional fija cuotas de exportación con el objetivo declarado de no desabastecer el mercado interno, en el caso del azúcar la baja de los precios internacionales y la buena producción local generan saldos muy por encima de las necesidades internas.
Tucumán es la principal provincia azucarera de la Argentina, con cerca del 60% del total de la producción nacional. Los ingenios y cañeros de esa provincia ampliaron en 8.220 hectáreas su capacidad productiva en el último año (3,4%), según datos de la Estación Experimental Obispo Colombres (EEOC) del INTA, e invirtieron en los cañaverales para crecer un 20% en producción en 2011/12. Si bien las inclemencias climáticas también afectaron la zafra, en este caso las pérdidas harán que la producción se equipare a la del año pasado por el aumento del área, y llegue a las 1,2 millones de toneladas de azúcar a nivel nacional.
Con el ingreso de la producción, cada año se acordaban dentro de la cadena productiva cuáles eran los volúmenes de exportación requeridos para no inundar el mercado local y planchar los precios. Pero a partir de ahora, el nuevo ente regulatorio podrá inclusive administrar un sistema de depósito del azúcar que se creará a instancias de la ley y hasta impondrá sanciones por incumplimientos a las empresas, si no exportan lo que deben.
Fuentes del sector aseguraron que la nueva ley es la respuesta política del gobierno de Tucumán a la presión de los productores cañeros que son más de 6.000 en la provincia que están cobrando por su producción menos que en la campaña pasada. Según un empresario que quiso reservar su identidad, este año la bolsa de azúcar mayorista se vende a $ 130, contra los $ 210 que valía hace un año.
Empresarios provinciales consultados por este diario se negaron a hacer declaraciones que no fueran a través del Centro Azucarero Regional de Tucumán (CART), y pese a sus intentos, El Cronista no pudo comunicarse con el titular de esa cámara, Julio Colombres. En declaraciones a la prensa local, Colombres había criticado con fuerza el proyecto que terminó convirtiéndose en ley gracias a la mayoría oficialista. Los legisladores opositores objetaron en particular el artículo 5 del proyecto, que dispone que el directorio del Instituto sea designado por el Poder Ejecutivo de la provincia. Su composición será de dos representantes del Gobierno, dos de los ingenios y dos de los productores de caña. La oposición proponía que se llevara a cuatro la cantidad de miembros del sector productivo, y que sean designados por las asociaciones de cañeros.