Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Tras la ola de calor, las lluvias en la zona núcleo mejoraron los cultivos de soja

El nordeste bonaerense, una de las zonas más necesitadas de agua, recibió 40 mm fundamentales para los cultivos, pero en el oeste de la zona núcleo hay anegamientos

Luego de temperaturas que superaron los 36´C y una demanda atmosférica que es histórica, por lo prolongada y fuerte que se mantiene, llegó el alivio a la zona núcleo productiva y mejoró el estado de la soja.
El miércoles pasado dejó acumulados de 30 a 70 mm en la zona: "Son lluvias que valen oro para la región" sostuvo la GEA, Guía Estratégica para el Agro, de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).
Los técnicos indicaron que "el lugar más necesitado, el nordeste bonaerense, recibió 40 mm fundamentales para los cultivos, aunque para los ciclos cortos de soja el daño por sequía es irreversible".
"También hay contradicciones, porque a pocos kilómetros, en zonas bajas del oeste de la región núcleo, volvieron los anegamientos y los caminos están intransitables. En soja de primera, ya sin posibilidad de rindes récord, los promedios se ubicarían en 3770 kilos por hectárea dentro de un amplísimo rango de valores que van desde 2000 a 5500 kilos", aclararon.
En tanto, "prácticamente definido, el rinde de maíz de primera se ajusta a la baja en el último tramo de su ciclo" en un "febrero demandante, pero con lluvias".
Para GEA, febrero fue un "mes muy caluroso pero también con lluvias muy deseadas y oportunas. Los lotes más favorecidos son los del este de la región, donde se estaba marcando la falta de agua".
"Sin embargo, los suelos del oeste ya venían muy recargados y las lluvias generaron más problemas. En localidades como en Maggiolo (Santa Fe), se llevan 216 mm acumulados en el mes", destacó el informe.
Los amarillamientos afloran en los lotes bajos, producto de la anoxia y además está instalado el temor a problemas con la cosecha ante el mal estado de los caminos rurales.
Pese a ello, hay excelentes expectativas en los lotes altos; la soja de primera transita principalmente el inicio de formación de grano (53%), y también hay lotes en fructificación (13%), y plena formación de grano (34%).
"La soja de segunda está fructificando en el 60% del área. Su condición ha mejorado notablemente esta última semana. Sin destacar plagas fuera de control, los aplicadores avanzan normalmente con los controles de rutinas en los cuadros de la zona", expresó el informe.
Ante la previsión de nuevas lluvias, el reporte puntualizó que "los acumulados previstos podrían ser muy significativos a nivel generalizado en la región GEA. Pero, los pronósticos indican que seguirán las temperaturas muy elevadas durante la semana", aclaró.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar