Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Tras la crisis por los motores diesel, Volkswagen invertirá u$s 900 millones en EE.UU.

El dinero será utilizado por la automotriz europea para fabricar un modelo todo terreno en su planta de Tennessee, con el cual espera recuperar su imagen en ese mercado

Tras la crisis por los motores diesel, Volkswagen invertirá u$s 900 millones en EE.UU.

El presidente del Grupo Volkswagen, Matthias Müller, pidió disculpas a los estadounidenses por el escándalo de los motores diesel y anunció una inversión de u$s 900 millones en la fábrica de Chattanooga. La disculpa fue formulada en una rueda de prensa previa a la apertura del Salón del Automóvil de Detroit, en Estados Unidos, que ayer celebró la jornada dedicada a los medios de comunicación, en la que fueron desveladas las novedades de esta cita automovilística.


"Sabemos que hemos decepcionado profundamente a nuestros clientes, a los órganos gubernamentales y al público general estadounidense", apuntó Müller, quién además recordó el compromiso del grupo para "hacer las cosas bien".


Según un cable de la agencia EFE, el presidente del primer grupo automovilístico europeo recalcó que Volkswagen está trabajando "intensamente" para ofrecer soluciones técnicas a los clientes estadounidenses afectados por el escándalo, que se presentarán una vez hayan sido aprobadas por las autoridades correspondientes.


Müller también anunció una inversión de u$s 900 millones (827 millones de euros) en la producción de un automóvil todo terreno 4X4 urbano de gama media, que tiene previsto comenzar a fabricar a lo largo de este año.
Con este proyecto, el grupo alemán espera crear 2000 nuevos puestos de trabajo en la sede estadounidense de la compañía situada en Chattanooga, Tennessee, donde ya había invertido 1.000 millones de dólares. La planta se ha convertido en el buque insignia de Volkswagen en Estados Unidos. Y a esa inversión se suman otros u$s 100 millones de Porsche en la apertura de una sede en Atlanta.


Müller señaló que la misión principal en 2016 es recobrar la confianza, no solo a través de soluciones técnicas, si no también con el restablecimiento de la credibilidad. En este sentido, el consejero delegado de la marca alemana reiteró que Volkswagen redefinirá los términos de su estructura y estrategia futura, que serán presentados a mediados del presente año.


El grupo ha anunciado en un comunicado que mantiene un "diálogo constructivo" con las autoridades de Estados Unidos para homologar una solución técnica para los casi 600.000 coches vendidos en el país con un dispositivo para camuflar las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx). La mayor exigencia en cuanto al nivel máximo de gases permitidos en Estados Unidos hace que la solución que empezará a aplicar en Europa a partir de enero no solvente el problema en el país norteamericano, hasta el punto de que algunas fuentes apuntan que la marca tendrá que ofrecer coches nuevos a un buen número de afectados.