Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Tras el freno a su proyecto, Monsanto puso en venta un predio de Córdoba

La multinacional avanza con conversaciones con distintos inversores

La multinacional avanza con conversaciones con distintos inversores

Mientras desde la compañía afirmaron a El Cronista que "todavía no se tomó ninguna decisión", sobre la venta del predio que Monsanto posee en la localidad de Malvinas Argentinas, Córdoba, otras versiones indican que dicho terreno ya está a la venta, y que hasta directivos de la multinacional avanzaron con conversaciones con dos grupos inversores que en su momento mostraron interés por los terrenos.

Así publicó el diario La Voz del Interior, que agregó que también hubo un contacto formal con interlocutores del Ministerio de Inversión y Financiamiento, que especificaron que hubo conversaciones para ayudar a que Monsanto encuentre un cliente para el predio, dado que se trata de un terreno codiciado por contar con servicios como gas, electricidad, agua y estar sobre una ruta.

En el caso de los inversores, que pidieron no ser identificados por contar con cláusulas de estricta confidencialidad, uno manifestó que "nos ofrecieron el terreno y nos interesó, pero por el momento no existen las condiciones sociales adecuadas para cerrar el negocio", en alusión al conflicto desencadenado con agrupaciones ambientalistas que acampan frente al predio en señal de protesta contra la multinacional. La otra empresa también reconoció que estuvo en conversaciones para adquirir el terreno, según cita el diario cordobés.

Se trata de un terreno de 30 hectáreas, donde la compañía había anunciado hace cuatro años (en junio de 2012) que levantaría una planta de procesamiento de maíz, tras realizar una inversión de $ 1500 millones. Su inauguración fue pautada para diciembre de 2013 y la estrategia contemplaba, además, un desembolso extra de $ 170 millones en concepto de investigación y desarrollo. "Dicha inversión contempla la construcción de dos nuevas estaciones experimentales (una en la provincia de Córdoba y la otra en la provincia de Tucumán); el desarrollo de programas de investigación y desarrollo de maíz y soja; ensayos experimentales a campo, investigación local en biotecnología y la expansión de laboratorios", había informado la multinacional en un comunicado de junio de 2012. Se prometía crear hasta 400 puestos de trabajo directos.

Pero desde que se anunció, se topó con una dura resistencia de vecinos y organizaciones ambientalistas, que bloquearon la entrada de materiales para la construcción de la planta, protesta que acumuló más de dos años. A esto se sumó que el proyecto tropezó con una política agropecuaria (durante el gobierno anterior), que minó la expansión de la superficie sembrada de maíz.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar