Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Transportistas de carga dicen que suba de la nafta podría llevar al cierre de empresas

Desde la patronal del sector aseguran que el incremento de los combustibles impacta en un aumento de casi 40% de los costos y que el sector ya está asfixiado por la subas

Alrededor del 80% de los productos que se mueven por la Argentina se hacen por transporte carretero

Alrededor del 80% de los productos que se mueven por la Argentina se hacen por transporte carretero

"Si el consumidor considera que el precio es alto, dejará de cargar" afirmaba ayer el ministro de Energía, Juan José Aranguren, en un intento de explicar el incremento de 10% de los combustibles –que ya suma más de 30% en el año–. Pero aunque los particulares puedan elegir utilizar el transporte público para abaratar sus costos, las cargas no.

En la Argentina el 80% de las cargas se trasladan por camión. Se podría entender como un problema logístico por la falta de infraestructura que tal vez se modifique con el paso del tiempo, pero en el corto plazo no, por lo que la carga no podrá tomar la elección de no cargar combustible por el alto precio.
Así lo entienden las empresas del autotransporte de cargas que ayer afirmaron mediante un comunicado que los sucesivos aumentos de los combustibles representarán para el sector incrementos de sus costos de hasta el 30% para el primer semestre del año.

La Federación de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) afirmó que tan solo el combustible representa entre un 35% y 40% de sus costos. Combustibles, salarios y costo financiero suman en promedio el 70% de la estructura total de costos del autotransporte de cargas, afirmó la entidad al explicar lo que considera es una "situación de asfixia" para el sector que advirtieron "llevaría a un posible cierre de empresas, con una consecuente pérdida de puestos de trabajo".

Según los datos de la Fadeeac, los sucesivos aumentos de combustibles durante el año representaron un incremento del 18% en los costos del sector durante el primer cuatrimestre de 2016, y a partir del domingo pasado, "con la nueva suba, esta cifra podría ascender al 30% durante primer semestre de este año. El panorama es más desalentador si sumamos el resto de los insumos", insistió la entidad al señalar que el índice de costos que mide 11 rubros distintos que impactan en los costos del autotransporte de cargas, alcanzó una suba de 17,8% en el primer trimestre y ya representa el 80% del aumento total registrado en 2015, que fue del 22%.

Además, el sector todavía no negoció paritarias, pero su líder Hugo Moyano ya avisó que el piso será 30 por ciento.

En medio de los aumentos de combustible, que el Ministro dijo que podría haber más pero que el presidente Macri negó, la patronal camionera asegura que se encuentran "en un escenario crítico teniendo en cuenta que el combustible es el insumo básico del transporte de cargas y está sufriendo hoy el impacto más alto de toda la región. Esto incluso arrastra a otros costos, como los lubricantes".

Esta situación, sumada a la que ya venía sufriendo la actividad desde 2014 por la pérdida de la rentabilidad, "afecta principalmente a pequeñas y medianas empresas, que representan el 92% del sector" que se ven "imposibilitadas de absorber estos costos y, en muchos casos, tampoco pueden trasladarlos, agravando aún más la situación por una alta presión impositiva, un mayor costo financiero, la dilatación en la cadena de pagos y la caída de la actividad".

Los operadores logísticos también vienen alertando sobre incrementos de los diferentes costos.
Jorge López, presidente de Cámara de Operadores Logísticos (Cedol), dijo que el sector atraviesa "una situación especial. Todos los indicadores de costos muestran un aumento considerable y sostenido que, agravado por el contexto económico general, vuelve imprescindible para nuestras compañías el traslado de importantes incrementos en las tarifas para que los operadores logísticos puedan ser sustentables".

En momentos como estos, agregó, "es cuando debemos demostrar aquello de gerenciar con responsabilidad social empresaria", y llamó a la reflexión de las empresas que "sacan ventajas bajando las tarifas que pagan a sus proveedores". Hay que buscar el equilibrio para todos los actores del mercado.