U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Tránsito: cómo creen que manejan los porteños y cómo realmente lo hacen

Hay una gran contradicción entre cómo se autoevalúan como conductores y las infracciones muy frecuentes que admiten cometer. Un estudio de TrialPanel muestra que el 90% de quienes conducen por las calles de la Capital Federal dice ser buen o muy buen conductor, pero a la vez la mayoría reconoce que comete infracciones. 

Los porteños coinciden en que el tránsito en la Ciudad de Buenos Aires es un caos. Culpan a quienes estacionan en doble fila, a quienes pasan el semáforo en rojo, a los que contestan mensajes por celular y a los que conducen muy rápido. Pero siempre son los otros, con poca conciencia de que las pequeñas infracciones que comete uno mismo a diario también contribuyen con la inseguridad vial. Tanta es la diferencia entre lo que se percibe y se hace que el 90% del conductores del país considera ser buen o muy buen conductor pero 75% admite cometer infracciones con frecuencia.

Los datos sobre cómo viven la seguridad vial los argentinos surgen de un relevamiento realizado por la consultora de investigación de mercado TrialPanel. El estudio se hizo a través de encuestas para conocer cómo manejan los argentinos, las infracciones que cometen a diario, cómo evalúan las medidas de seguridad que se han tomado a lo largo de los últimos años y cómo cambió la concientización de la sociedad en general en lo que respecta al tema.

Por lejos, el uso del celular y el exceso de velocidad son las infracciones más comunes, con el 86% y 74% de menciones respectivamente. Pero aún así, el 90% de los conductores encuestados considera ser buen o muy buen conductor, y el 10% restante no se considera ni bueno ni malo.

Cuando se les preguntó por las infracciones, el 25% declaró no cometer infracciones nunca, el 73% con poca frecuencia y un 2% con bastante frecuencia. En los primeros puestos del ranking de infracciones se encuentran: el uso del celular (86%) y el exceso de velocidad (74%), luego le siguen el mal estacionamiento (65%), conducir habiendo bebido alcohol (60%), pasar semáforos en rojo (56%), no usar cinturón de seguridad con 50%, y llevar niños sin butaca un 39%. Un poco más alejado, no encender las luces bajar en rutas (23%); no tener matafuegos en el auto; y circular sin VTV, sin registro o comprobante de seguro, con un 24%.

Entre quienes declaran haber tenido alguna infracción registrada, la primera mención es mal estacionamiento (con un 32%), por exceso de velocidad (un 23%), uso de celular (17%), manejar sin cinturón de seguridad (11%), y pasar los semáforos en rojo (10%).

A pesar de reconocer que se cometen infracciones, los argentinos están de acuerdo con las medidas de seguridad vial que rigen en el país. Los controles de alcoholemia tuvo una aprobación del 98% de los encuestados; la instalación de semáforos con cuenta regresiva, un 94% de aceptación; semáforos para ciegos 93% de acuerdo; las multas a quienes tiren basura desde el auto del 93% y los controles de velocidad de 90%.

En el uso obligatorio de butacas para niños, la aprobación baja a 86% y sobre la quita de puntos en el registro, a 80%. Las fotomultas: 52% de acuerdo contra 33% que no lo está.

La conclusión es optimista. El 59% de los consultados sostiene que estamos mejor en lo que respecta a la concientización de la seguridad vial que 10 años atrás, mientras que 22% cree que estamos igual y un 19%, peor.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar