Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Trabajadores de frigoríficos anuncian nuevo paro ‘por tiempo indeterminado’

Tras una fallida reunión en el Ministerio de Trabajo, el gremio que agrupa al personal del sector convocó a una medida de huelga que podría generar faltante de carne en comercios

La Federación de la Industria de la Carne convoco a partir de hoy a un nuevo paro en todos los frigoríficos del país, esta vez ‘por tiempo indeterminado’, luego de que ayer fracasara otra reunión para intentar acordar la suba salarial que reclama el gremio al sector empresario.
La medida de fuerza se decidió tras la huelga que se llevó a cabo el lunes pasado, y después de que fracasara una audiencia la sede del Ministerio de Trabajo. A ese encuentro asistieron representantes del sindicato y de las cámaras empresarias, junto al subsecretario de Trabajo, Ezequiel Sabor. Según la agencia NA, al término del encuentro, los sindicalistas anunciaron la medida de fuerza. "Ya lo advertimos y ahora volvemos al paro. Apostamos al diálogo luego de un paro de 24 horas que cumplieron el lunes los trabajadores con total acatamiento pero la intransigencia patronal nos obliga a retomar las medidas hasta que logremos el salario básico de $ 14.000 por un trabajo de 200 horas mensuales", sostuvo el secretario general Alberto Fantini. Es probable que si la huelga se extiende pueda comenzar a faltar carne para la venta al público ya que se verá sensiblemente afectado el abastecimiento de los comercios. El gremio, que tiene más de 50.000 afiliados y más de 50 filiales nacionales y agrupa a los trabajadores de la carne roja y avícola, también rechaza que se creen dos categorías separadas, una para quienes trabajan en frigoríficos argentinos, y otra para los empleados de empresas con capacidad exportadora.