Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Trabajadores de Atanor amenazan con ocupar la planta de Munro

Buscan que la empresa los reincorpore y se retomen las actividades, tras la decisión de cerrar la planta petroquímica. Se trata de 80 trabajadores

Trabajadores de Atanor amenazan con ocupar la planta de Munro

Los trabajadores de la empresa Atanor que fueron despedidos sorpresivamente la semana pasada amenazaron con ocupar la planta de la petroquímica de Munro en caso de que, en la audiencia con el Ministerio de Trabajo, la empresa se niegue a reincorporar a los 80 trabajadores despedidos. Además, anunciaron que se movilizarán al mediodía a la sede de la cartera laboral.

Así lo informó Télam, en base a un comunicado del Sindicato de la Industria Química y Petroquímica, puntualizando que se encuentran en "estado de alerta y movilización", y que la única solución es la reincorporación de los despedidos y la continuidad de las fuentes laborales de las plantas bonaerenses de Munro y Baradero.

La empresa, en tanto, confirmó el cierre definitivo de las dos plantas químicas, ubicadas en dichas localidades bonaerenses, en una decisión que se tomó como respuesta a la estrategia global de los propietarios de la compañía de focalizarse en el negocio de los agroquímicos, principalmente en herbicidas, fungicidas y insecticidas, aunque reconoció que hay negociaciones con autoridades del Gobierno. Al no avanzar las negociaciones entre las partes, durante una audiencia realizada la semana pasada, las autoridades laborales, en un intento por destrabar el conflicto convocaron a un nuevo encuentro de conciliación para hoy en el ministerio.

La compañía, compuesta un 79% por capitales estadounidenses -Grupo Albaugh- y 20% chinos, se encuentra en un proceso de cierre de sus negocios químicos, de azúcar y sal, para enfocarse solamente en agroquímicos.