Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
Jueves 4.1.2018
DÓLAR
/
MERVAL

Toyota ya es la segunda automotriz que invierte durante la gestión Macri

La japonesa presentó una camioneta cuyo valor está alcanzado por el llamado impuesto a los autos de lujo. Asísumó el segundo anuncio de inversión del sector en pocos días

Toyota ya es la segunda automotriz que invierte durante la gestión Macri

Luego de los anuncios sobre un fuerte plan de inversión de Fiat en la Argentina para lanzar un nuevo modelo (u$s 650 millones para producir un nuevo modelo en Córdoba), la automotriz japonesa Toyota se suma a la filial local de la terminal italiana con el lanzamiento de la nueva versión de su camioneta SW4. Se trata de un modelo cuyo precio casi llega al millón de pesos. Es una SUV que fabrica en su planta de Zárate y que fue alcanzada por el llamado impuesto interno a los autos de lujo. Si bien el nuevo gobierno de Mauricio Macri analiza eliminar o reducir este tributo, el valor al que se venderá oscila entre los $ 883.000 y los $ 932.000, según la versión que se pretenda adquirir, es decir ya sea de transmisión manual o automática de seis velocidades.

Para llevar a cabo este proceso y como parte de una estrategia de negocios más amplia para el mercado argentino, Toyota debió ampliar su fábrica de Zárate con una inversión cercana a los u$s 800 millones.
Según un comunicado de la automotriz, "al desarrollar la nueva generación de SW4, se buscó desplazar definitivamente la imagen de que fuese una SUV derivada de una pick up. Es decir, debía tener una identidad propia acorde a su historia y reputación".

Para poder llevar a cabo esta estrategia, el primer paso fue entender el uso real del vehículo. Los ingenieros de Toyota viajaron a más de 100 países para analizar cómo realmente el vehículo era utilizado. Esto les permitió entender que "debía destacarse en términos de diseño exterior e interior, sin dejar de lado los principales atributos de performance y capacidad off-road que siempre la caracterizaron". Con respecto a la generación anterior, es nueve centímetros más larga (4795 mm); 1,5 centímetros más ancha (1855 mm) y 1,5 cm más baja (1835 mm), acortando 0,5 cm la distancia entre ejes.

"El diseño interior se destaca por la bajada del panel central flanqueada por columnas con materiales suaves al tacto, que ofrecen soporte a las piernas de los ocupantes de ambos lados y ofrecen una nueva distribución de equipamiento que mejora la experiencia de manejo", explica la compañía en su comunicado.

El modelo está equipado con el motor 1GD que corresponde a la serie GD (Global Diesel).

En cuanto a las nuevas transmisiones, están desarrolladas para aprovechar el potencial del motor. El modelo tiene dos versiones. Una con transmisión automática que cuenta con levas al volante e incorpora el sistema ‘6 Súper ECT‘ (transmisión controlada electrónicamente), que cambia el patrón de marcha según la forma de conducción, inclinación y nivel de carga del vehículo. La versión manual incluye el modo iMT (Transmisión Manual Inteligente), que ajusta la rotación del motor durante el pase de cambios.