Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Thyssenkrupp busca salir de un negocio que no fue rentable

El grupo alemán Thyssenkrupp comenzó en 2005 con el proyecto de construir dos acerías en América, en Alabama (EE.UU.) y en Brasil, que formaban la unidad Steel Americas. Pero no le fue bien. Los costos crecieron 80% más de lo previsto, tuvieron problemas técnicos en un contexto económico difícil en la región y con tipos de cambio fluctuantes, por lo cual nunca fueron rentables. Thyssenkrupp buscaba vender la acería de Río de Janeiro; para hacerlo, antes compró la participación que tenía la brasileña Vale. Ya en 2014 había vendido la planta de Alabama. Ahora, busca centrarse en fabricar bienes industriales y prestar servicios. Además de acero, fabrica ascensores, submarinos, partes de autos y construye instalaciones industriales.