Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Techint apunta a generar más negocios en el país a partir de la obra pública

El holding está incursionando de nuevo en la obra pública vial, además de su fuerte en petróleo y gas. Pero deberá competir con varias constructoras extranjeras

Techint apunta a generar más negocios en el país a partir de la obra pública

Mientras negocia con el gobierno de Córdoba la venta de tuberías para el proyecto del gasoducto provincial, el grupo de la familia Rocca sigue muy de cerca la competencia internacional porque prevé incrementar 15 puntos la participación de Argentina en la región en el sector de ingeniería y construcción. Con este objetivo, el holding realizó un aporte de capital a principios de año, luego de reducir su exposición a la deuda en dólares, lo cual hizo durante el gobierno anterior, y empezó a incursionar en las licitaciones de obras viales.


Así lo explicó Mario Lalla, CFO de Techint Ingeniería y Construcción, una de las cuatro grandes áreas en las que se divide el holding. "Nos preocupa que haya mayor nivel de actividad económica. Soy optimista. Estamos presentando muchísima oferta para obra pública. Hemos vuelto a presentarnos en obras viales, algo que no hacíamos desde hace mucho tiempo. También en energía y saneamiento. Y tanto para el sector público como para el privado", explicó Lalla a El Cronista al cierre de la convención del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas, que se llevó a cabo en Córdoba hace dos semanas.


En la actualidad, la Argentina ocupa entre un 15% y 20% del área Ingeniería y Construcción de Techint en la zona, que incluye México; región Andina y Brasil. Antes de 2001, llegaba al 50%. "Históricamente, el país era muy demandante para Techint. Uno de los dos mercados en los que estamos más interesados ahora es el argentino. El otro es el peruano" aseguró. También agregó que Techint hoy tiene poca deuda porque, antes del cambio de administración había bajado el nivel y "cuando necesitamos hacer un plan de inversión hicimos un aumento de capital".


De hecho, la empresa se capitalizó con u$s 30 millones a principios de año para poder afrontar las licitaciones. Y utiliza el financiamiento de los bancos de fomento de las inversiones de los países donde compra las maquinarias y la asistencia de sus filiales en la región.


Según detalló Lalla, el parque de máquinas existente es suficiente en petróleo y gas, pero no en vial. Y también analiza otra cuestión clave para la compañía como son los nuevos jugadores. "Hay mucha competencia de constructoras de otros países que Satán interesadas en el plan de infraestructura argentino", dijo, respecto de firmas españolas e italianas, después de que la multinacional tuvo que bajar los precios para competir con China en la obra cordobesa. "La clave es la competitividad, lograr precios muy racionales. Estamos empeñados en traer tecnología", sostuvo.


En cuanto a la coyuntura macroeconómica, el ejecutivo consideró que el Gobierno puede aportar una economía previsible y estable y por eso valoró la colocación a cinco años por $ 50.000 millones al 18,2%. "Marca un precio para el resto de la economía. Permite tener retornos razonables para poder repagar los préstamos", aseguró. Y añadió que está trabajando con una inflación de entre 17 y 20%, en parte, porque "hubo una gran caída de la actividad de la construcción este año". Previó que el riesgo país descenderá y coincidió con la visión de quienes sostienen que la tasa "va en continua baja". Según su visión, en esto "ha contribuido el haber retirado impuestos distorsivos y eliminado la traba para girar dividendos".

 

El otro elemento importante que detallo es en el déficit fiscal, "Es alto", dijo y agregó que "se trabaja gradualmente para reducirlo", aunque advirtió que "la situación social del país no permite una política de shock. La manera es haciendo crecer la economía. No hay otro camino". Y consideró que "a veces, el déficit fiscal no marca todo en la tasa soberana. En otros países han tenido déficits muy altos para salir de la recesión y han logrado mantener la tasa. La tasa baja por la confianza en la gobernabilidad".