Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Talentos infieles: cada vez más empresas sufren la ‘fuga’ de sus empleados más valiosos

El mercado laboral continúa con problemas para la atracción y retención del personal considerado clave dentro de la organización. Las empresas hacen cada vez más foco en las políticas de comunicación para transmitir sus beneficios

Talentos infieles: cada vez más empresas sufren la ‘fuga’ de sus empleados más valiosos

En un mercado laboral cada vez más complejo, el 69% de las empresas locales asegura que tiene dificultades a la hora de retener a sus empleados con "habilidades críticas". Y, además, la gran mayoría –el 82%– tiene problemas para atraer nuevos talentos. Los datos surgen del último informe de la consultora Willis Towers Watson realizado entre 50 compañías locales, grandes y medianas, de diferentes industrias.

"Cuando hablamos de talentos y de gente clave, en el mundo de este grupo de empresas sigue siendo un tema importante. No estamos ajenos a lo que sucede con los despidos, más que nada en el Estado, pero tenemos un estudio que muestra que en el grupo de empresas que forma parte de nuestra base de datos sólo un 17% está hablando de despidos que, en general, son de menos del 1% de su dotación total. Pero se trata de una élite de empresas, un 80% multinacionales y un 20% nacionales grandes que tienen espalda para aguantar un año de ajustes", advirtió Marcela Angeli, directora del área de Talent & Rewards de la consultora.

Los problemas de atracción y retención de talentos se dan en un marco de mayor movilidad del mercado: el 24% de los ejecutivos encuestados aseguran que el recambio de empleados va en aumento. Por eso, según el informe de la consultora, los empleadores están haciendo cada vez más foco sobre la comunicación con sus empleados y los liderazgos.

"Las empresas están trabajando más en comunicar cuál es la propuesta de valor para ofrecer a sus talentos y todo lo que hace la compañía y tratar de darle al empleado un lugar de privilegio –señaló Angeli–. Los líderes entienden que los empleados ven a la organización a través de sus ojos. Y no se trata sólo del gerente General o los directores, sino de todas aquellas personas que tiene gente a cargo dentro de la organización".

Otra de las dificultades en la retención de talentos son los planes de bonos implementados por las compañías que, en el 65% de los casos, alcanzan a todo el personal fuera de convenio. Estos planes están ligados al desempeño de la empresa y de cada empleado en forma individual. "Lo que está sucediendo es que muchas organizaciones no están llegando a los resultados y no llegan a pagar ese bono en forma completa. Todavía es prematuro, pero me imagino que va a ser un año en que las empresas van a tener dificultades para llegar al bono target", destacó Angeli.

De acuerdo al informe, los empleadores fallan en diferenciar niveles de desempeño. "No sólo no planean recompensar a sus talentos más sobresalientes con bonos significativamente diferenciales por encima de los correspondientes al logro de las metas, sino que algunos esperan pagarlos a sus empleados con mejor desempeño", destacó la investigación de Willis Towers Watson. También sugieren más agilidad en el desarrollo profesional para los empleados que poseen habilidades críticas. El 31% de los empleadores planea otorgar bonos a los empleados con calificaciones más bajas.

Sin embargo, la atracción de nuevos talentos no será uno de los temas clave. "No está siendo un driver para las compañías, inclusive con todo el tema de las desvinculaciones en el mundo estatal. Este año atraer no es la palabra principal", señaló la ejecutiva. Con todo, este año el tema crítico en las empresas seguirá siendo la gestión del clima organizacional en un contexto difícil donde el foco estará puesto en los incrementos salariales.