Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Subway apuesta a las franquicias para duplicar su presencia en el país

Fundada hace 50 años en Connecticut, Estados Unidos, Subway es hoy la es la cadena de sandwichs más grande a nivel mundial con 45.000 restaurantes en 111 países, de los cuales 4720 están en Latinoamérica. En la Argentina, tiene 193 locales, todos bajo el modelo de franquicias, y proyecta un crecimiento de 70% para 2019, donde tendrá 340 locales. "Se espera que al cierre del año superemos las 200 tiendas en el país. En el 2017 esperamos abrir cerca de 37 tiendas, un crecimiento del 18,5%. La idea es crecer y poder llegar geográficamente a la mayor cantidad de personas posibles para poder ofrecer esta alternativa de comida", precisó Issac Juliao, responsable de Marketing Subway para el Cono Sur, vía telefónica desde sus oficinas en Miami. En la región, su principal mercado es Brasil, seguido de México y Colombia y Argentina. Como sucedió en todo el rubro gastronómico, la inflación y la caída del consumo también impactaron en su negocio y su objetivo pasa por no tocar los precios, lo que hasta ahora les permitió mantener la cantidad de clientes. "Buscamos que sean accesibles y mantener ofertas a un buen precio con promociones adicionales con el fin de poder seguir brindando un producto a un buen precio", destacó el ejecutivo.
A nivel local, el costo de iniciar una franquicia varía de u$s 100.000 a u$s 120.000, según la localización del restaurante. En general, los tamaños van desde los 30 hasta los 170 metros cuadrados. "En la Argentina, tenemos tres agentes de desarrollo de la marca encargados de charlar con pequeños empresarios interesados en la franquicia y vemos mucho interés", indicó Juliao.
El menú que ofrece es el mismo que en el resto de los países donde están presentes, aunque el 100% de los productos que utiliza son locales. Trabaja con unos 20 proveedores pero en cada mercado se hacen adaptaciones al gusto local. En Argentina, se desarrolló la suprema de pollo y continua con su proceso de crecimiento. De hecho, presentarán un nuevo producto en los próximos meses.
A nivel global, Juliao destacó algunas tendencias en el negocio de la comida rápida que también están llegando a la Argentina. Entre ellas, el avance de propuestas gastronómicas mejor balanceadas, más sanas. "Y no solamente se habla de calorías para que algo sea sano. También que sea frescos". Otro cambio es el crecimiento de nuevas propuestas comerciales por fuera de las grandes cadenas mundiales, con pequeñas empresas de comidas rápidas alternativas para los consumidores.