Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Suben ventas de autos pero la producción volvió a caer y crecen las suspensiones

La venta de autos usados creció en febrero 5,7% y la de 0 km lo hizo 19,1%. Pero la producción va por el camino inverso. Cayó 29,7% y no se avizora una mejora inmediata

Las terminales piden acuerdos para acceder a mercados "sin la penalización de aranceles"

Las terminales piden acuerdos para acceder a mercados

Para el mercado automotriz, febrero cerró con una de cal y una de arena. Las ventas de autos usados crecieron 5,7% y las de 0 kilómetros lo hicieron 19,1% pero la producción volvió a caer casi 30% y en las plantas esto se tradujo en inmediatas suspensiones de personal.

La crisis en Brasil explica el fenómeno y allí no se espera una recuperación hasta el segundo semestre.

Entre las automotrices, el argumento es simple. El país vecino, que compra cerca del 80% de la producción argentina de vehículos, redujo los pedidos. En febrero lo hizo drásticamente, un 65%, en parte por la caída en las ventas de su mercado interno. A la vez por esa razón, registra una sobreoferta de autos que no puede colocar en su propio suelo y envía a la Argentina. De hecho, los autos más vendidos aquí son de origen brasileño.

Frente a este comportamiento, desde Adefa (la Asociación de Fábricas de Automóviles) aseguran que las terminales se esfuerzan en desarrollar nuevos mercados para compensar la caída brasileña con envíos a destinos como Guatemala, Panamá, Costa Rica y Nueva Zelanda. Pero a la vez instan a poder "seguir trabajando para alcanzar acuerdos para acceder a esos mismos mercados sin la penalización del pago de aranceles".

La caída en la producción en las plantas nacionales repercutió rápidamente en el empleo. La semana pasada General Motors adjudicó justamente a la situación brasileña la suspensión de 350 empleados de su planta santafesina de General Alvear. Y en Volkswagen, casi idéntico panorama llevó a que las suspensiones de personal sumaran 600 personas en la fábrica de Pacheco. En Fiat las suspensiones habían llegado a 2000 operarios y en Renault la planta de Palomar continúa sin producir desde fines de enero, en medio de un reacondicionamiento. Si la situación continúa, el impacto en el personal sería más serio aún, confían.

Un panorama completamente diferente muestran las ventas en Argentina. La Cámara del Comercio Automotor informó que durante febrero se comercializaron en el país 115.035 vehículos usados, un alza de 5,7% con respecto a igual mes de 2016, cuando se habían vendido 108.831. En el primer bimestre del año se vendieron 256.340 unidades, una suba del 8,7% comparado con igual período del año pasado.

Alberto Príncipe, presidente de la entidad, dijo que "el crecimiento de la venta de autos usados durante los dos primeros meses del año, alienta a ser positivos en cuando al mercado. Máxime si tenemos en cuenta los indicadores mensuales del año pasado que fueron totalmente negativos. No tuvimos un solo mes que pudiéramos pensar en que el sector podría revertir su situación. De todas maneras, tendremos que esperar que transcurra el primer semestre para tener un diagnóstico sobre lo que va a ocurrir durante 2017".

Igualmente, según su visión, "el mercado ha tomado un carril positivo para su recomposición". Se basa en su contacto con los comerciantes como el público que "ha tomado conciencia sobre el valor real de los autos usados", dijo.

El ranking de los modelos usados más vendidos coincide en el primer puesto con los nuevos. El Volkswagen Gol, con 9488 unidades comercializadas encabezó la lista. Lo siguieron dos modelos que ya no se fabrican: el Chevrolet Classic con 6930, y el Renault Clio con 4661.