Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Starbucks contra Trump: contratará a 10.000 refugiados en todo el mundo

Tras conocerse el decreto del presidente estadounidense que prohibe la entrada a cuidadanos de siete países, la cadena de cafeterías se comprometió a darle trabajo.

Starbucks contra Trump: contratará a 10.000 refugiados en todo el mundo

La cadena estadounidense Starbucks ofrecerá trabajo a los afectados por el decreto del presidente Donald Trump contra refugiados y ciudadanos de siete países mayoritariamente musulmanes, que consideran “contrario al sueño americano”.

Starbucks planea contratar en los próximos cinco años a 10.000 refugiados en los 75 países en los que tiene presencia, según se comprometió el domingo por escrito su presidente Howard Schultz.

La cadena de cafeterías anunció que empleará a quienes huyen de las guerras, de persecuciones y de discriminaciones en los países donde está presente el grupo.

En Estados Unidos, Starbucks comenzará por contratar a refugiados que han trabajado para el ejército estadounidense, por ejemplo como intérpretes.

 

Schultz, cercano al partido Demócrata, indicó que Starbucks está en contacto con los empleados afectados por el decreto presidencial que establece severas restricciones al ingreso a territorio estadounidense y “verificaciones extremas” contra ciudadanos de Siria, Libia, Sudán, Irán, Irak, Somalia y Yemen.

“Les escribo hoy con una profunda preocupación, el corazón encogido y una decidida promesa”, dice el presidente de Starbucks en un correo dirigido a sus empleados y que fue subido a internet.

“Vivimos tiempos sin precedentes, en los que somos testigos de  que la consciencia de nuestro país y la promesa del sueño americano se ha puesto en duda”, agregó Schultz, quien afirma que la cadena de cafés quiere servir a sus clientes igualmente “en un país cristiano o un país musulmán”.

Schultz es de los pocos directores ejecutivos estadounidenses que se inmiscuye en debates políticos, como el de las relaciones raciales hace dos años, o para defender a México, el otro blanco favorito de Donald Trump.

“Construir puentes y no muros con México”, declaró, en referencia la barrera que Trump quiere erigir en la frontera con México. Starbucks es propietario de 600 cafés y emplea a 7.000  personas en México donde, dijo, seguirá invirtiendo.