Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Solvay Indupa pasó a manos brasileñas por más de 200 millones de dólares

La belga Solvay vendió de su participación del 70,59% en la firma petroquímica a Unipar Carbocloro. Hace dos años había fracasado la compra por parte de otro grupo de Brasil

Fue fundada en 1948 con el nombre de Industrias Patagónicas

Fue fundada en 1948 con el nombre de Industrias Patagónicas

La petroquímica Solvay Indupa –el segundo mayor productor de PVC y el cuarto mayor de soda cáustica en Sudamérica– pasó finalmente a manos brasileñas. Ayer, Solvay Argentina, filial del grupo belga Solvay y empresa controlante, anunció oficialmente que vendió el capital accionario que tenía en Indupa, un 70,59%, a la brasileña Unipar Carbocloro, por un monto de u$s 202 millones.

En un comunicado, se aclaró que el valor de la transacción está sujeto a los "ajustes habituales" y, en particular, a la valuación del endeudamiento de la compañía. Y la compañía argentina completó que el comprador deberá efectuar una oferta pública de adquisición de las acciones representativas del 29,41% del capital que se negocia en la Bolsa porteña.

Indupa cuenta con 956 empleados y dos plantas industriales: una en la ciudad de Bahía Blanca, con una capacidad instalada para producir de 220.000 toneladas de PVC y 160.000 toneladas de soda; y otra en Santo André, en el estado brasileño de San Pablo, con capacidad de 290.000 toneladas de PVC y 150.000 toneladas de soda. Indupa también es dueña del 58% del capital de Solalbán Energía, firma de generación de energía eléctrica. La compañía fue fundada en 1948, con el nombre de Industrias Patagónicas, y el año pasado tuvo ventas netas de u$s 588 millones.

La belga Solvay, que adquirió Indupa en 1996, buscaba desprenderse de esta empresa argentina hace ya varios años. En 2014 negoció su venta por u$s 290 millones a Braskem, del grupo Odebrecht y también de origen brasileño, pero las autoridades del Consejo Administrativo de Defensa Económica de Brasil consideraron que la compra originaría una fuerte concentración en el sector y prohibieron la operación.

"La desinversión en Solvay de Indupa está en línea con su anuncio anterior de salir de su joint-venture europeo de PVC, dado que Solvay se está transformando en un grupo de especialidades químicas", informó Solvay Argentina en un comunicado. La compañía también aclaró que el cierre de la transacción está sujeto a la aprobación de las autoridades brasileñas antimonopolio y está previsto para el último trimestre de 2016.

Para el holding Unipar Carbocloro la compra tiene por objetivo fortalecer su posición en la fabricación de productos químicos y, sobre todo, integrar a su portfolio el negocio de productos vinílicos (PVC), en Brasil y en la Argentina.

En el último tiempo, Solvay Indupa viene atravesando una complicada situación financiera. A comienzos de abril de este año, su casa matriz debió aportar u$s 25 millones para evitar una eventual reducción de capital. El dinero fue utilizado para absorber las pérdidas correspondientes a los resultados del ejercicio económico finalizado el 31 de diciembre de 2015.

Ese balance tuvo un rojo de $ 460 millones, con ventas netas que cayeron 2,2% en comparación con 2014. La compañía petroquímica también tuvo gastos por $ 257 millones y fue muy impactada por la pérdida de Solvay Indupa do Brasil, que controla y que sufrió pérdidas por $ 299 millones.