Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Shell realiza una "revisión estratégica" de su negocio local de refinación y venta de naftas

El análisis afecta a sus activos en refinación y venta de combustible, que incluyen una refinería y más de 600 estaciones. Quedan al margen la producción e inversiones en shale

Shell realiza una

Declaraciones de su presidente ejecutivo global –nada menos– dejaron flotando la posibilidad de una reducción del negocio de Shell en Argentina. Ben van Beurden dijo ayer, en una conferencia de prensa en Nueva York, que la empresa está asumiendo una "revisión estratégica" de activos downstream (refinación, distribución y venta de combustible) en el mercado argentino, citado por la agencia Reuters. La frase quedó asociada al programa de desinversiones por u$s 30.000 millones en todo el mundo que encaró la compañía tras haber adquirido en abril pasado la gasfífera británica BG.

La petrolera anglo-holandesa actúa en refinación, transporte y distribución. Incluye una refinería en Dock Sud; más de 660 estaciones de servicio; negocios de comercialización y suministro; químicos; propano o gas de petróleo licuado; combustibles marinos y para la aviación y negocios de lubricantes. También tiene activos en upstream, exploración y producción de yacimientos no convencionales de petróleo crudo y gas en la Cuenca Neuquina. También posee activos en Vaca Muerta, donde obtuvo excelentes resultados en perforaciones shale en Cruz de Lorena y Sierras Blancas, dos yacimientos donde obtuvo permisos por 35 años.Tras estas declaraciones, la filial local de Shell dio precisiones sobre las declaraciones de su máximo ejecutivo mundial.

"Shell Argentina aclara que en respuesta a las circunstancias globales de nuestra industria y los objetivos detrás de nuestra combinación con BG, estamos llevando a cabo una revisión estratégica solamente de nuestro negocio de downstream y sus activos en el país", dijo en un comunicado. Esto incluye la refinería Buenos Aires; las estaciones de servicio y los negocios de Trading & Supply; Químicos y Global Commercial, incluyendo GLP, Aviación, Marítimo y Lubricantes.

Agregó que "nuestros intereses en upstream (término que alude a la explotación de petróleo y gas) están fuera del alcance de la revisión. Nuestras inversiones globales de shale son prioridad de crecimiento a partir del 2020 y, por lo tanto, estamos comprometidos con el desarrollo y crecimiento de no convencionales en la Argentina (Vaca Muerta)". "Shell no tiene intención de perder presencia en Argentina", remarcó la empresa, y explica que "una revisión estratégica de downstream es una evaluación del modelo y activos que el negocio tiene en el país", proceso que ya se ejecutó en el pasado sin implicar ningún cambio.

La llegada de Teófilo Lacroze al puesto de CEO de Shell en la Argentina, en reemplazo de Juan José Aranguren, dejó a la vista la búsqueda de nuevos focos, ya que el ejecutivo quedó a cargo también de la vicepresidente de Desarrollo de Nuevos Negocios, que incluye el upstream.

En caso de que la revisión derivara en un desprendimiento de activos y las estaciones de servicio pasan a manos locales, se acrecentaría el proceso de "argentinización" del negocio. En 2010, Cristóbal López compró parte de Petrobras. En 2012, Bridas, de la familia Bulgheroni, se quedó con las estaciones de servicio Esso por u$s 800 millones. Y en mayo, Pampa Energía, de Marcelo Mindlin compró el 67,19% de Petrobras Argentina por u$s 892 millones y comenzó el proceso de cambio de imagen de la red de más de 240 estaciones que llevarán el nombre de Pampa. Curiosamente, en un contexto de caída en la demanda de combustibles –un 7,2% interanual en julio–, Shell fue una excepción y incrementó un 4,3% su volumen de venta de naftas y gasoil.