Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Seiko trae nuevos relojes de lujo al país y proyecta abrir un local exclusivo

Tras el fin del control a importaciones, vuelve con una mayor variedad de modelos. Además, evalúa el mercado para tener su propia tienda, con productos de hasta u$s 300.000

Seiko trae nuevos relojes de lujo al país y proyecta abrir un local exclusivo

Tras algunos años con menor oferta por las limitaciones a la importación y pese al mal momento de la economía, las marcas de lujo vuelven a la Argentina con la mira puesta en el consumidor de alto poder adquisitivo.
 

Seiko, la marca japonesa de relojería de alta gama y lujo, está lanzando nuevas colecciones en el país y estudia abrir una boutique propia de la marca, que vende relojes de u$s 150 a u$s 300.000 al público en el país y en la región, mientras que en el mundo el más exclusivo asciende a los u$s 500.000.

"La Argentina es un gran mercado para nosotros dentro de América latina. En los últimos dos años la economía ha caído, pero las ventas de Seiko se mantuvieron estables. Y como la economía argentina estuvo por el piso los dos últimos años, esperamos que ahora crezca", explicó Mitsuru Suda, presidente para América latina de Seiko, en una entrevista a este diario.

La marca está en el país desde hace más de 40 años, a través de su distribuidora local, International Time Group. A pesar de que nunca dejó de tener oferta, en algunos momentos tuvo que reducirla por los controles a la importación. Ahora, con el camino allanado para poder importar, Seiko apuesta a ampliar su oferta en el país, tras incorporar la línea Prospex, y evalúa el desempeño del mercado para abrir su propia tienda exclusiva.

"Estamos por introducir Grand Seiko, una línea que se elabora a mano; todas las partes y pequeñas partes se tratan a mano en nuestra fábrica de Japón", comentó Suda. Los relojes de esa colección cuestan de u$s 250 a u$s 1500 al público. Pero en el país los más vendidos se sitúan entre los u$s 200 y u$s 500. "Pese al mal momento de la economía, el consumidor de alto poder adquisitivo sigue comprando", explicó Suda.

Por eso, también en sus planes figura abrir en Buenos Aires una boutique Seiko, tienda ya instalada en Asia, Estados Unidos, Europa y Medio Oriente. "Abrí la tienda en Medio Oriente y vine a trabajar a América latina, donde proyectamos aperturas. Ya hay una en Guayaquil, Ecuador, por un amante de la marca que quería instalarla. En junio abrimos en Panamá. Son productos caros, su venta no es masiva. Pero queremos abrir una boutique también en Buenos Aires", anticipó Suda. "La Argentina tiene potencial por su experiencia en relojería. Por su población y calidad cultural, tiene el nivel para la marca. Pero tenemos que estudiar más el mercado, encontrar el mejor lugar y luego la abriremos", explicó el ejecutivo japonés.

Sobre América latina, Suda comentó que es un mercado que "depende mucho de las decisiones de (Donald) Trump, porque tiene efectos en al región. Mucha gente esperaba que al asumir tomara muchas medidas nuevas pero por ahora todo está tranquilo, por suerte", aclaró.

Al ser consultado, Suda destacó que los "SmartWatches no son competencia para Seiko. No nos preocupan, compiten por poco tiempo, es una moda pasajera. Y Seiko es una marca de verdadera tecnología japonesa, de tradición".

También consideró que una marca de lujo puede vender productos más accesibles. "Muchos suelen creer que si se vende productos de lujo hay que dejar los más económicos de lado. No es así, son públicos diferentes y Seiko también quiere que gente de clase media los compre", destacó.
 

Seiko nació en 1881; en 1913 produjo el primer reloj de pulsera y en 1960, el primero de cuarzo.