CAMBIOS EN EL CONSUMO IMPACTAN EN EL SECTOR INMOBILIARIO

Se retrajo el mercado de locales pero crece el de depósitos comerciales

Desarrolladores e inmobiliarias destacan nuevos segmentos que repuntan y el boom de los créditos para la vivienda. Ven oportunidades en el interior del país

Si hay un sector que está en expansión este año es el inmobiliario. De la mano de los créditos UVA que se ajustan por inflación, la compraventa de viviendas está en el mejor momento de los últimos 10 años. Y en el sector comercial, si bien hay menos demanda de locales comerciales, está creciendo la de depósitos y logística, en coincidencia con un cambio en los patrones de consumo.

"Las empresas requieren menos locales a la calle pero más depósitos y centros de distribución, porque están vendiendo más a través del e-commerce", señaló ayer Herman Faigenbaum, de Cushman & Wakefield, durante el panel de Real Estate en Expo Efi.

También formaron parte de la mesa de debate coordinada por Horacio Riggi, secretario de Redacción de El Cronista; Alejandro Badino, de Colliers Internacional, Miguel Ludmer, de Interwin, y José Rozados, de Reporte inmobiliario.

Ludmer, a su turno, destacó que "el mercado de Real Estate se está moviendo. La decisión del grupo Pegassus conocida ayer (por el miércoles), de invertir en oficinas y centros comerciales es una señal".

En el segmento de viviendas, Rozados, de Reporte Inmobiliario, destacó que "el boom de créditos inmobiliarios está generando una escasez de departamentos de menos de u$s 150.000, y a su vez están subiendo los precios".

Por su parte, Badino, advirtió que "lo que más está aumentando es la búsqueda de terrenos. Se está dando un fenómeno que ya se vió en España, que es comprar un edificio para construir otro con más unidades". El CEO de Colliers también destacó que "en Buenos Aires hay una oportunidad en los terrenos que está licitando el gobierno, pero por su alto valor, son pocos los jugadores que están en condiciones de invertir allí. Sin embargo, en otras zonas del país como Córdoba, Rosario, Salta, Jujuy y Mendoza, el mercado está muy activo, sobre todo en edificios corporativos y espacios para distribución y logística".

En referencia a los costos de construcción, "estamos en el segundo nivel más alto en dólares desde 1978", afirmó Faigenbaum. El CEO de Cushman & Wakefield también destacó que "En Argentina es muy cara la financiación para construir, comparado con otros países como Chile. Sin embargo -advirtió, más que el costo, lo que importa es cómo hacer accesible la vivienda. Y en esto los créditos UVA están andando muy bien", sostuvo.

En cuanto a las oportunidades para inversores, Rozados, de Reporte Inmobiliario, recomendó para aquellos más conservadores y que tienen aversión al riesgo "enfocarse en los barrios tradicionales y cuyos valores de alquiler, por ejemplo, son altos, como Palermo y Recoleta". Pero si se piensa la inversión a un plazo más largo, Rozados se inclinó por "la zona Sur de la ciudad, como Boedo y Parque Patricios, y el corredor de Donado Holmberg en el Norte, que tienen una gran proyección inmobiliaria".

En cuanto a las medidas gubernamentales que más impactaron en la actividad inmobiliaria, los especialistas coincidieron que el fin del cepo fue la más importante, aunque no consideraron relevante el blanqueo. "Si bien fue algo positivo para el país, no se tradujo necesariamente en mayores ventas de inmuebles", sostuvo Badino, de Colliers.

En definitiva, "el mercado de Real Estate continúa recuperándose -concluyó Faigenbaum- pero está esperando más señales positivas para alcanzar un mayor volumen".

Tags relacionados

Más de Negocios