Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Se frenan las conversiones de autos a GNC por la inminente suba en el precio del gas

La decisión del Gobierno de aumentar desde abril las facturas domiciliarias provocó un parate en este negocio. También hay cautela por el alza de precios generalizada

El año pasado cerró con 1.790.872 vehículos convertidos a GNC

El año pasado cerró con 1.790.872 vehículos convertidos a GNC

Las conversiones de autos a GNC se encuentran estancadas. En el mercado lo adjudican en gran parte a las versiones sobre el aumento que se avecina en el valor del gas, a pesar de que el impacto que tendrá en el precio a pagar en los surtidores todavía no está definido. También, aseguran que se debe a la suba de precios generalizada que afecta los bolsillos de los usuario y posterga las decisiones de inversión. En suma, el mercado transita un momento de quietud, que en los primeros tres meses del año no pudo despegar de las 10.000 conversiones mensuales.

Julio Fracchia, presidente de la Cámara Argentina de GNC (Cagnc) explicó que si bien enero y febrero son meses en los que estacionalmente las conversiones de autos disminuyen, suelen aumentar en marzo y finalmente en abril comienzan a subir. Sin embargo, esta tendencia todavía no se registró en lo que va de este año.

Los aumentos que sufrió el precio de las naftas, que ya lleva más de 12% en el año y se espera vuelvan a aumentar el próximo mes, no fue suficiente para incentivar a los conductores que logran ahorrar casi 60% en el costo del combustible si se pasan al GNC.

Los cálculos que hacen en el sector concluyen en que con el ahorro que genera el uso del gas, recorriendo unos 20.000 kilómetros por mes, se recupera el costo de la instalación del equipo en menos de un año.

En promedio toman como referencia el precio de la nafta super en alrededor de $15 por litro. El GNC, si bien tuve algún ajuste, continúa en un valor cercano al $5.

Aún con la falta de datos certeros todavía sobre el aumento en el precio del gas que el ministro de Energía Juan José Aranguren adelantó que se conocerían en abril, si se cumplen las estimaciones que se hacen en el sector, el valor del GNC subiría entre $ 1,5 y $ 2. A la par, con el próximo aumento que tendrían las naftas, el precio de la super alcanzaría los $ 19 o $ 20.

Con estos cálculos y el combustible que demanda un auto mediano, el ahorro continuaría rondando el mismo porcentaje. "Incluso si la relación de precios entre la nafta y el GNC pasa de 3 a 1 a un 2 a 1, sigue siendo conveniente", dice Fracchia.

Según la tecnología del equipo y la capacidad del tanque que se instale, los valores del mercado oscilan entre $ 15.000 y $ 20.000. Los equipos de quinta tecnología, que son los que más se venden hoy para autos medianos y de alta gama, llegan a los $ 22.000.

Roberto Guagnini, responsable de soluciones de movilidad en Gas Natural Fenosa, explicó que si bien hay automóviles de alta gama que se convierten, motivados por la innovación de los equipos, son todavía muy pocos los que toman la decisión. Sobre todo, se debe a que con la colocación del tanque se pierde casi completamente el espacio en el baúl. A la vez, la autonomía del auto es menor por lo que la carga debe hacerse con más frecuencia. "El GNC es un combustible que usa la clase media, claramente", señaló y agregó que la mirada del sector está puesta en que transporte de cargas y pasajeros.

Según los datos que se manejan en la industria, hoy hay dos millones de autos con equipos de GNC (lo que representa alrededor de un 15% del parque automotor general en circulación). Existen también 2000 estaciones de servicio que lo proveen y cubren la demanda satisfactoriamente.

Casi un 12% de los vehículos que funcionan a GNC en todo el mundo, circula en la Argentina. El país es uno de los destacados en este mercado, detrás de gigantes como China, Irán, India y Pakistán.

Las conversiones de autos a GNC crecieron 5,6% en 2015, y venían de un aumento 8,7% del año anterior.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar