U$D

VIERNES 24/05/2019

Se duplicó el ingreso de ropa importada y ya el 70% es china

Las prendas de origen asiático dominan el mercado local. Hace una década, las importaciones desde China representaban el 40%, casi la mitad que en la actualidad

Se duplicó el ingreso de ropa importada y ya el 70% es china

Los números de la industria de la indumentaria en la Argentina son cada vez menos alentadores para los fabricantes locales. En enero de este año, los datos más recientes, las importaciones de prendas terminadas crecieron más del 100% en comparación con el mismo mes del año anterior. "La cifra estimada es del 104% en volumen. Es altísima por varias razones, por un lado, está entrando la mercadería de la temporada de invierno. Y, además, muchas empresas recibieron pedidos de postergar los ingresos de ropa hasta enero para que no se computen en las cifras de diciembre, que impactaban en el cierre del año", explicó Alicia Hernández, gerente General de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (Ciai). "Hay meses que son más altos que otros, pero este comienzo de año es un indicador muy fuerte. Si bien estábamos con un dólar a $ 17,50 cuando se cerraron esos pedidos, los costos internos ya están acompañando a la devaluación con el dólar a $ 20", agregó la ejecutiva.

Desde el sector, la perspectiva para este año es que la importación continúe en alza. Y aseguran que los principales importadores no son las marcas, sino las grandes tiendas departamentales y las cadenas de supermercados que también venden indumentaria. Según la Ciai, en el caso de la cadena Falabella las importaciones en enero (2017 versus 2018) crecieron un 341% y para las tiendas Zara el incremento fue de 208 por ciento.

Del total de la ropa que ingresa al país, la gran mayoría viene de China. Según los datos de la cámara, basados en las cifras oficiales del Indec, en los últimos 10 años, las prendas de vestir de origen chino aumentaron de manera significativa su dominio sobre el mercado local: pasó del 40% al 70%. "En la Argentina, China se encuentra por encima del peso que ese país tiene sobre el comercio internacional de indumentaria", advirtió un informe elaborado por la Ciai. A nivel mundial, las prendas de origen chino alcanzaron una participación del 41% en 2016.

Además de los grandes compradores, en 2017 también se fueron sumando "compradores ocasionales" como los denominan desde el sector. "Aparecieron 280 nuevos importadores aproximadamente durante todo 2017, lo que llama mucho la atención. Hay casos de importadores de otros rubros que fueron sumando también indumentaria, siempre de prendas terminadas", destacó Hernández.

Muy lejos de China, que con el 70,1% lidera el ranking de los principales orígenes de la importación, se ubica India (con el 5,6%), Bangladesh (3,2%), Vietnam (3,1%), Perú y Paraguay (ambos con el 2,2%). Los abrigos (camperas), sweaters, sastrería y pantalones de algodón productos en general de fibras sintéticas o impregnadas son los principales productos traídos desde China. Mientras que los vestidos, chaquetas, chales y camisas lideran las compras a India. Las importaciones de Perú, en tanto, concentran en su mayoría productos de algodón (camisas, remeras, ropa para bebés) y en el caso de Paraguay, la mayor parte son pantalones de jean.

Comentarios4
Zadig Gidaz
Zadig Gidaz 27/02/2018 12:46:37

Cuanta mano de obra ocupa la industria textil nacional? Algodoneros, costureras, cortadoras, botoneras, fabricantes de maquinas industriales, coloristas de telas, etc etc Esto va a subir un punto y medio la desocupaciòn.

Carlos Q
Carlos Q 26/02/2018 01:37:59

Después las clases media y baja compradores de todo lo barato y chino, pondrán el grito en el cielo clamando "...por qué Macri no hace algo para bajar la desocupación!!!..."

Hernan Migliori
Hernan Migliori 26/02/2018 12:14:37

Es raro que encuentre alguna noticia interesante que emane de esta administracion referido a la economia, sin embargo esta es una muy buena noticia.

Roberto Juanes
Roberto Juanes 26/02/2018 10:13:29

Excelente noticia. Hay que terminar de fundir a la industria nacional parásita y cara.

Más notas de tu interés

Shopping