Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

SanCor aceptó la oferta de Vicentin para vender sus postres, flanes y yogures

La cooperativa lo decidió en asamblea extraordinaria. El grupo agroindustrial se queda con el 90% de las acciones de ARSA, la unidad que opera la división frescos

SanCor tuvo pérdidas en el primer trimestre por $ 1527 millones

SanCor tuvo pérdidas en el primer trimestre por $ 1527 millones

Luego de varias especulaciones y ofertas en danza en las últimas semanas, finalmente la cooperativa láctea SanCor decidió vender su división de productos frescos, su unidad de negocios más rentable, al grupo agroindustrial Vicentin. La decisión se tomó tras una asamblea extraordinaria entre sus accionistas, realizada ayer por la mañana en la ciudad santafesina de Sunchales.

"Se aprobó avanzar en la conformación de una alianza entre SanCor Cooperativas Unidas Ltda. y Vicentin Family Group, para desarrollar el negocio de yogures, flanes y postres", destacó el escueto comunicado que emitió la compañía para confirmar la noticia. Esto implica la adquisición del 90% de las acciones de Alimentos Refrigerados S.A. (ARSA) por parte del fondo inversor, integrado por la familia dueña de Vicentín.

La operación incluye el traspaso de activos tangibles e intangibles, tales como las unidades operacionales industriales de Córdoba y Arenaza (ésta última ubicada en la provincia de Buenos Aires), y las fórmulas y marcas de productos elaborados en esas instalaciones, como las reconocidas Shimy, Yogs, Sublime, Flan Casero y Primeros Sabores.

En tanto, según informó El Cronista, Vicentin deberá incorporar hasta un máximo de 500 personas vinculadas a este negocio, y tendrá que permitirle a la cooperativa lechera la chance de recomprar el 39% de ARSA. Es decir, que SanCor pase a ser titular del 49% del capital de esa unidad de negocios.

SanCor recibirá por este intercambio unos u$s 100 millones, y el compromiso de seguir prestando distintos tipos de servicios a las marcas, tales como la provisión de materia prima (leche), además de la comercialización, venta, distribución, almacenamiento y logística de las mismas.
Estos fondos frescos llegan como un alivio para SanCor. La cooperativa de productores intenta paliar la fuerte crisis financiera que sufre desde hace varios meses y que se originó por no haber podido cobrar una importante deuda que acumula el gobierno de Venezuela, por el envío de leche en polvo a ese país.

Por esta situación, incluso negocia con el Banco Nación la refinanciación de deudas a cuenta del fideicomiso entre ambos países, constituido en el organismo. El gobierno de Nicolás Maduro, que debía u$s 158 millones por el envío, a principios de ano, de 40.000 toneladas de leche en polvo, depositó una parte del dinero.

Con este contexto, en el primer trimestre de este año informó pérdidas por $ 1527 millones, que representaron un 316% más que los $ 367 millones de igual período de 2015.
Sus problemas se profundizaron, además, con la emergencia hídrica en Santa Fe, donde perdió el 50% de la producción, producto de las inundaciones de principio de año, a lo que se sumó el tarifazo eléctrico del 500%, provocado por la quita de subsidios. Este escenario, le impide sostener su actual estructura comercial de 4700 empleados y 17 plantas en las provincias de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires.

Ahora, en esta nueva etapa, la compañía se enfocará en avanzar en el fortalecimiento de líneas de negocios, en las cuales tiene participación activa, tales como quesos, leches fluidas y en polvo, dulce de leche, manteca, fórmulas infantiles, entre otros.