Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

San Pablo calienta motores para una nueva edición del Salón del Automóvil

San Pablo calienta motores para una nueva edición del Salón del Automóvil

La ciudad de San Pablo está lista para inaugurar una nueva edición del Salón del Automóvil, la número 29, en un año en que la industria registra una verdadera crisis en ese país y por lo tanto, la Argentina siente el coletazo. Serán 30 las marcas presentes en esta megamuestra que abrirá el próximo jueves al público hasta el 20 de este mes, después de dos días habilitada para la prensa. En Brasil, se espera que el evento mueva cerca de 300 millones de Reales (equivalentes a unos $ 1000 millones), un número interesante en medio de un mercado deprimido de autos, que se redujo de los tres millones de ventas del año pasado a menos de dos este año, y cuya producción registra una caída que ya acumula más del 15%. Incluso, las proyecciones de los analistas no son optimistas para el corto plazo.

Las marcas que tendrán su propio stand en la muestra de 90.000 metros cuadrados son: Audi, BMW, Chery, Chevrolet, Chrysler, Citroën, Dodge, Fiat, Ford, Honda, Hyundai, Jaguar, Jeep, Kia, Land Rover, Lexus, Lifan, Mercedes-Benz, MINI, Mitsubishi, Nissan, Peugeot, Porsche, RAM, Renault, Subaru, Suzuki, Toyota, Volkswagen y la marca brasilera Troller. Los vehículos exibidos superarán los 500 y al menos 150 de ellos son novedades para el mercado argentino.

Aunque se esperan sorpresas en las presentaciones que cada una de las automotrices que estarán presentes, se confirmó que se presentarán dos modelos fabricados en la Argentina: El Chevrolet Cruze Hatchback y la Volkswagen Amarok 2017. También se presentarán otros dos modelos que se esperan en el país como la Ford Ecosport 2017 y el Chevrolet Tracker

La lista que trascendió de los vehículos que llegarán como novedad a la Argentina, algunos sin fecha precisa y otros en los primeros meses del año próximo, es larga. Chery Tiggo5, Honda WR-V el Civic, Hyundai Creta, Jeep Compass, la nueva generación de Peugeot 308 y 208 crossway, Renault Captur y Nissan Kicks. Toyota presentará el Corolla con nuevo diseño y la C-HR y Volkswagen la nueva Tiguan. Fiat expondrá el Nuevo Uno, con posibilidades de volver al mercado argentino en 2017.

En esta edición del Salón del Automóvil las estrellas son los SUV (utilitarios deportivos), un segmento que crece tanto en el mercado brasileño como en el argentino donde se anotan casi todas las firmas, opacadas solo por los lujos clásicos que se dan en estas convenciones, de la mano de Lamborghini, Ferrari, Maserati y Tesla. También hay expectativas sobre la muestra del Porch 718 Cayman y el Jaguar F-Pace.

Ureta Sáenz Peña, presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores, Adefa -convocante al Salón del Automóvil- le dijo a la Agencia Telam que el nivel de producción previsto para este año en Argentina “se ubican en 465.000, es decir, un 15% menos comparado con 2015”. Y agregó que para 2017 serán entre 500.000 y 550.000 unidades.

Sobre el comportamiento para el próximo año del mercado de Brasil, destino que concentra más del 70% de la producción argentina de vehículos, señaló que “la recesión en Brasil está lejos de despejarse de momento. Brasil tampoco va a comprar más autos que este año, para eso hay que hablar de un plazo de cinco años para llegar a cifras que sean representativas”, dijo.

“Desde ADEFA venimos trabajando con el gobierno en la generación y puesta en marcha de medidas que estimulen la mejora continua de la competitividad. Tanto en estructuras de costos como el de logística e infraestructura; en la carga impositiva; en el ‘gap‘ tecnológico que se registra en ciertas ramas del sector autopartista y, fundamentalmente, en los acuerdos comerciales a nivel Mercosur así como en la expansión extra regional para contrarrestar el fuerte impacto de la alta dependencia que tenemos con Brasil”, explicó.

El titular de Adefa agregó que “una mayor apertura, siempre que estén dadas las condiciones, nos permitirá retornar al fuerte perfil exportador que supo ostentar nuestra industria años atrás. Es un camino necesario para poder brindar previsibilidad para, al menos, dos ciclos de inversión”.