Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Salón de Detroit: una exhibición de modelos de lujo que pocos argentinos podrán manejar

La mayoría de las terminales presentes mostraron unidades que combinan tecnología y confort y que en algunos casos son casi una fantasía reservada para algunos

por  FLORENCIA LENDOIRO

EL CRONISTA EN DETROIT / Enviada especial
0

Los autos de lujo, los utilitarios deportivos hiperconectados, los híbridos y los autónomos fueron la atracción de las principales presentaciones durante los días previos a la apertura del Salón del Automóvil de Detroit, que el público en general podrá visitar hasta el 22 de este mes.

Para el mercado argentino todos los modelos exhibidos en esta muestra son novedosos, llamativos y en especial, extremadamente caros. Además, son casi una fantasía ya que pocos podrán subirse a alguno de estos modelos y si lo hacen, seguramente no será por calles argentinas.

Es que se trata de modelos que no solo eludirán nuestro país por una obvia cuestión de precios que achica la demanda local hasta muy cerca de cero, si no que en algunos casos incluso, no llegarán a venderse nunca en todo el mundo y no saldrán de su estatus de prototipos. Son los denominados ‘concept car’ que muestran en qué están trabajando las marcas.

Uno de estos lanzamientos que hizo ruido fue el Audi Q8, una verdadera revelación mundial. Su diseño impacta dentro del segmento que más está creciendo como es el de los SUV (Sport Utility Vehicle). A la vez, se sube a los híbridos ya que tiene un motor naftero y se enchufa para cargar, con el mismo sistema de otra estrella del sector: el Porche Cayenee S E-hybrid.

En la misma línea se exhibió el Lexus UX, prototipo de esta marca de lujo que comenzará a producirse el año próximo y usa mecánica híbrida. Tiene un panel con una esfera traslúcida en la que se accede a datos analógicos y digitales; cámaras exteriores en vez de espejos retrovisores, e inteligencia en las ventanillas para oscurecieres automáticamente, entre otras sofisticaciones. La marca también presentó la LS, con nuevo diseño y caja automática de 10 velocidades que promete llegará en su versión híbrida.

En tanto, Mercedes Benz lanzó su prototipo EQ, otro utilitario deportivo cupé eléctrico con llamativa iluminación en la estrella de la marca ubicada en la parrilla delantera y baterías que se recargan en solo cinco minutos para recorrer 100 kilómetros. Su producción no está definida al contrario de lo que sucederá con el BMW X2, que tiene características estéticas de un SUV coupé.

En el caso del Nissan V-motion 2.0, además de por su atractiva apariencia, se destacó por su autonomía en la conducción. Acelera, frena y mueve la dirección sin una necesaria intervención del conductor. Su consola puede cambiarse de la visión del instrumental del auto a una pantalla con las herramientas de entretenimiento.

En tanto, FCA también mostró un prototipo eléctrico y autónomo, el Chrysler Portal.

Si se tienen en cuenta todos estos lanzamientos, a modo de conclusión de lo que puede ofrecer el salón de Detroit quedó la sensación de que los SUV son una clara tendencia mundial a la que se suben todas las marcas, incluso las tradicionalmente alejadas del segmento como Alfa Romeo con su Stelvio; Porsche con el Macan y Jaguar con el F-Pace.

También deja como realidad a los autos eléctricos de VLF Automotive, que no tienen un diseño exquisito pero con una estética sorprendente. Llegan a costar u$s 200.000. Un caso es el X-series, del tamaño de un tanque de guerra con la parrilla de famoso Hummer.

Para la Argentina no hubo anuncios específicos, pero se pueden ver algunos modelos que este año llegarán como el Camaro y la Tracker -ambos de Chevrolet. O la nueva Ecosport y la F150 de Ford, y la Volksvagen Tiguan.

También Toyota presentó el nuevo Camry, que llegaría después de 2018. En el caso del Camaro, es uno de los más esperados del año para reavivar la pelea Ford/Chevrolet. Con sus 461 caballos de fuerza, se comenzará a vender desde marzo, al igual que la rediseñada Tracker, que por ahora se importará de México.

En lo que respecta a la Ecosport, que acumula altas ventas en la Argentina en su historia, la nueva versión no tiene fecha confirmada de arribo. Pero desde Ford aseguran que llegará pronto. Se fabricará en Brasil hacia mitad de año y la mayor diferencia con la actual más allá de cambios de diseño, es que ya no tendrá la rueda de auxilio colgada en la parte trasera. Y la VW Tiguan LWB tiene una versión más larga, con tres líneas de asientos en las que pueden viajar siete personas y diferentes posibilidades de equipamiento.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar