SE OFICIALIZÓ EL FIN DE LA CONCESIÓN DE AECSA

Rescinden contrato de la Riccheri a Cristóbal López

El gobierno nacional oficializó finalmente la decisión de rescindir el contrato de concesión de la Autopista Riccheri otorgado a la firma AECSA, propiedad del empresario Cristóbal López. Según se publicó en el Boletín Oficial, la medida fue dispuesta por el decreto 1010/2017, que además asigna a la empresa Corredores Viales S.A., cuya totalidad accionaria está a cargo del Ministerio de Transporte y de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV), la explotación integral de la concesión de dicha autopista (incluye el tramo Ezeiza-Cañuelas) "hasta tanto se adjudique la contratación a través de los procedimientos previstos por la normativa vigente".

La medida tuvo como justificativo los "reiterados incumplimientos" en las condiciones de mantenimiento, conservación y explotación del acceso. Además, en los considerandos de la disposición se recuerda que el órgano de control de Concesiones Viales realizó una auditoría sobre el cumplimiento del contrato concesionado a AEC S.A., en la cual se labraron 69 actas de constatación al 2 de febrero de 2016, y "en virtud de la gravedad y la delicada situación de la concesión la Dirección Nacional de Vialidad dispuso, a través de la resolución 178 del 23 de marzo de 2016, la intervención administrativa temporal de la empresa por el término de 120 días". Desde entonces, el trámite de rescisión estaba en marcha.

Según publicó el diario Clarín, AECSA adeuda $ 725 millones por "recursos de asignación específica" (RAE), un dinero que los concesionarios recaudan en los peajes y deben transferir a Vialidad Nacional. Además, se le contabilizaron multas firmes aplicadas y adeudadas que a febrero de 2017 ascendían a $ 1978 millones, que con intereses devengados serían más de $ 2300 millones. Aecsa es una sociedad compuesta por Esuvial, dueña en el 70% de las acciones y constituida por CPC (constructora de López).

Tags relacionados

Más de Negocios